Cuidado, los EEUU están sedientos de ORO …

Existen unos antiguos documentos que describen los acuerdos secretos entre los presidentes de Estados Unidos Franklin Roosevelt y Harry Truman, con el gobernante nacionalista chino Chiang Kai-shek y miembros de la familia real Manchú  allá por la década de 1930…

Éstos documentos muestran cómo Roosevelt, Truman y el secretario de Estado George C. Marshall se apropiaron en aquel tiempo de 20 barcos cargados de oro manchú que se dirigieron hacia los EEUU y utilizaron fraudulentamente los lingotes para financiar el New Deal de Roosevelt y el plan Marshall, incumpliendo la promesa de que sería usado para financiar el desarrollo de Asia oriental y la creación de una federación que incluiría Manchuria, China, Corea y Japón.

Lo que ocurre es que, en el más alto nivel de las finanzas mundiales, el papel y números escritos en las computadoras bancarias no son aceptados como moneda, y se ha pedido a los propietarios de la rama estadounidense de la Junta de la Reserva Federal (Bush / Clinton / Rockefeller / etc) que pagasen sus deudas en oro –como el resto del mundo

Éste hecho arroja una nueva luz sobre muchos acontecimientos históricos recientes; en primer lugar, el shock de Lehman de 2008 llegó porque el gobierno corporativo de los Estados Unidos no realizó un pago de oro que debía hacer, lo que llevó a una situación de corte temporal del comercio con Estados Unidos. El gobierno Corporativo de Estados Unidos consiguió luego un gran préstamo en oro de la facción asiática de la dinastía Ming en Asia con la promesa de que Barack Obama se haría presidente y que los EEUU “se reformarían, pero después de que las acciones de Obama mostrasen que éste no era mejor que George Bush Jr., el envio de oro se secó, por lo que EEUU tuvo que iniciar más acciones dirigidas a la búsqueda de oro y financiación… evidentemente, la desaparición del oro aleman depositado en EEUU  así como la más reciente del oro de Ukrania  pueden estar muy relacionadas con ésto.

Pero hay más ejemplos: el movimiento de camisas rojas en Tailandia fue realmente dirigido a obtener la custodia del enorme depósito de oro del país, las “primaveras árabes” de Túnez y otros lugares también tenían como objetivo sus reservas de oro, la invasión de Malí fue puesta en escena para apropiarse de sus minas de oro, el ataque con tsunami y terremoto a Haití también estaba dirigido a conseguir derechos de extracción de oro, la invasión de Libia fue un intento fallido de robar el oro del coronel Muammar Khadaffi e incluso el ataque con tsunami y terremoto contra Japón también estaba dirigido a extorsionar a la familia imperial japonesa para conseguir su oro…

Fuente y más información detallada aquí

P.D. si todavía no se creen que los EEUU –así como otros países– tienen desde hace tiempo tecnología para provocar terremotos y modificar el clima, deberían leer ésto o incluso ver éste documental

 

Comentarios

Cuidado, los EEUU están sedientos de ORO … — 1 comentario