El sistema no quiere que votemos

Es verdad, al sistema no le interesa que vote toda la gente; uno puede hacer varios experimentos mentales donde recrear diversos escenarios, incluso uno de ellos podría ser imaginar que nadie vote en la elecciones.

El resultado de esto podría incluso dar lugar a un proceso constituyente del sistema. Parecería revolucionario si no es porque es muy idealista pensar que dejen de votar todos o casi todos, ya que el sistema gobernante ha entretejido durante bastante tiempo muchos lazos clientelares y ha adoctrinado a mucha gente en ciertas pautas ideológicas. Al final, como pasa en la mayoría de países del entorno, los políticos se conforman con una modesta y relativa proporción de votantes para sentirse legitimados y no cuestionados.

En otro escenario podemos imaginarnos que todo el mundo vote, en este caso sería más difícil que las redes clientelares funcionaran a todo el ámbito de la población, el manejo ideológico también resulta menos exitoso y, en resumen, la diversidad en las votaciones dificultaría ese bipartidismo que ha estado dominando todos estos años.

Ya sabemos que los partidos suelen decir que todos voten, pero en el fondo saben que eso no convence a nadie que no esté ya convencido. A ellos les interesa ese voto útil que les ha mantenido en el poder durante todo este tiempo.

Continuar leyendo el articulo en su fuente original pulsando aquí y, por si les interesa, en ésta infografía se desmitifican y se dice la realidad sobre los tipos de voto posibles

Comentarios

El sistema no quiere que votemos — 1 comentario

  1. Hombre…ratificar con tu voto lo que hay desde el78:El monarca impuesto dedocraticamene,partidos y sindicatos estatalistas igual que en el régimen anterior,repartiendose la tarta en 17 autonosuyas sin separación de poderes,sin independencia judicial,con unos diputados,concejales con obediencia debida al jefe de partido,con unos senadores inanes.Implica que la corrupción es inherente al sistema.
    Nuestros hijos merecen algo mejor.