Desgraciadamente, algunos siguen sin enterarse…

Los patrones que avalan cualquier declaración de miembros de los grandes y tradicionales partidos exponen un “culto al lider” desmesurado, tal vez más propio de lo que se observa en un congreso comunista chino que lo que se espera de un partido moderno, y es que el problema no es algo sólo cosmético: se trata de que la ciudadanía cuya voluntad han ignorado durante cuatro años, está ahora llamando a la puerta y pidiendo venganza, porque para ellos han sido cuatro años haciendo política para el pueblo pero sin el pueblo, completamente a sus espaldas, y ésta no es una cuestión que pueda cambiarse en cero coma simplemente con nuevos estilos, formas y estrategias.

El pueblo llano y la ciudadanía en general se está dando cuenta que las viejas alternativas son el “más de lo mismo“, mientras que las nuevas representan “oportunidad“… Si asociamos a eso el espantoso panorama de corrupción a todos los niveles que se vincula a esa etapa política tradicional y arcaica, no resulta difícil entender que un porcentaje tan elevado de ciudadanos quieran, sencillamente, darle carpetazo, haciendo un cambio de políticos como quien cambia de pañales, y por las mismas razones…

Son las interesantes conclusiones que Enrique Dans, un gran investigador, divulgador y asesor, expone con sabias palabras y demuestra con hechos tangibles en su blog, al cual les encomiendo accedan para leer todo el articulo en su totalidad porque a veces, recuerden, la cruda realidad puede superar la ficción o dar lugar a extrañas declaraciones

Los comentarios están cerrados.