Apple, apple, apple …

Me hace gracia los “fanboys” de la marca de la manzana mordida, que anhelan cual extasiados poseer cualquier novedad tecnológica que ésta presente, como ha ocurrido éstos años y así vuelve a ocurrir con los Apple Watch, los relojes “inteligentes” de la compañía que esperan vender cual caramelos expuestos en la puerta de un colegio de niños ricos, a más de $10.000,- algunos modelos, aunque su batería sólo dé para un máximo de 48 horas en modo “sólo reloj” y mucho menos para “otros modos” de uso…

Pero lo que más gracia me produce –aparte de la pobre duración de bateria de los “iwatch”– es comprobar que la gente desconoce que el concepto de reloj que “hace más cosas aparte de dar la hora” –y no me refiero a los relojes musicales  o calculadora  de la mítica Casiotiene ya más de quince años… por ejemplo, ya en 1998 existía el wristwatch que contaba con videoconferencia  o el ibm watchpad, realizado en colaboración con Citizen  y que además de contar con bluetooth y un asistente personal, también podía controlar un PC. Vale, no eran tan bonitos como el Apple Watch, de la ilustración, pero ahí están sus desarrollos y creo que son el germen de dicho producto.

No obstante, “chapeau” por Apple ya que sobretodo ha conseguido entrar en un mercado de lujo dominado por dinosaurios a los que se les puede acabar el chollo, tal como ocurrió en el mercado de la telefonía móvil, donde existe un “antes” y un “después” de la entrada de Apple en dicho sector, y en éste de la relojería de lujo ocurrirá lo mismo, ya lo verán, tiempo al tiempo…

Comentarios

Apple, apple, apple … — 2 comentarios

  1. Y yo en el 94 tenia un reloj que cambiaba los canales de la tele y me iba a los bares a cambiarles el canal a los que veian el mundial de USA’94. jajajaj menudas risas, y el apple watch cambia los canales de la tele? eh? eh?