Comentarios

Cuatro años sin Amy — 3 comentarios

    • Cantaba poseída por alguien .. entraba en trance y salia la voz de alguien que no era ella … siempre cierro los ojos y escucho el canto de una esclava cuando veo quien lo hace de verdad me quedo muerto … sus pulmones no daban para esa voz.

  1. Que poder de voz la virgen, que pena que tuviese la terrible enfermedad de la adicción. Todavía en países poco desarrollados como España seguimos pensando que es un vicio, que es culpa de ellos, como me gustaría que aunque solo fuera por respeto a Amy y tantos otros, nos repasásemos todos la definición de OMS sobre adicción, y se pensara en los enfermos de la adicción como enfermos igual que la diabetes, porque es una enfermedad crónica, con tratamiento pero crónica….así lo ven los países desarrollados…la pobre Amy no pudo con el tratamiento, otros si pueden y desde aquí ánimo a los que la tienen, pueden pararla…..y un aviso a todos los que juegan con drogas….si te haces adicto es para siempre.