La moda ahora será secuestrar tarjetas de crédito

A pesar de que la mayoría de personas somos cada vez más conscientes de la importancia de proteger nuestros equipos informáticos de los ataques de seguridad, lo cierto es que hasta los cajeros automáticos pueden caer en las garras de los hackers; precisamente unos analistas de seguridad han descubierto un nuevo virus capaz de provocar que un cajero automático retenga nuestra tarjeta y obtenga nuestros datos de seguridad y cifrado.

El sistema, llamado “suceful“, puede leer los datos del chip o banda magnética y desactivar los sensores automáticos de la tarjeta, dando instrucciones al cajero para que se trague la tarjeta, lo que permite a los cyberdelincuentes disponer de ella físicamente, junto con las contraseñas descifradas por el propio sistema. Se detecto a finales de agosto y logra su objetivo comunicándose con el cajero automático a traves de extensiones para sistemas financieros XFS –un estándar de la industria financiera que permite la interacción entre aplicaciones y dispositivos– como explican en éste vídeo.

Los comentarios están cerrados.