No nos gusta el Santander aunque suba

Ni por dentro ni por fuera, ni su actual gestión, ni su equipo, ni sus formas, ni su transición, ni sus ideas, ni su proyecto, ni sus formas , ni su cultura o política mercantil,, un banco de la talla del Santander no puede tratar así a sus inversores impactando sobre ellos cualquier descuadre del balance, campaña de marketing financiero  o nuevo proyecto o aventura  a emprender y con respecto a su política de dividendos es para echarle de comer aparte.

No dudamos que la entidad rebote o mejore sustancialmente pero creemos que entidades como  el BBVA en su clase  y BANKINTER por abajo en los medianos pueden y deben rendir al accionista mejor que él.

SANTANDER 2 OCTUBRE 2015

Los comentarios están cerrados.