¿Las horas extra son un robo?

logo-seccion-kuko¿Son las horas extra un modelo que precariza las condiciones laborales y fomenta el desempleo? … teniendo en cuenta que el 58% de las horas extraordinarias que se trabajaron en España cada semana durante el segundo trimestre de 2015 no han sido remuneradas y, de hecho, cada semana se realizan en las empresas españolas más de seis millones y medio de horas extraordinarias –entendiéndose como aquellas que se trabajan por encima de la duración máxima de la jornada fijada en el convenio colectivo o contrato– y que son, en definitiva, un tiempo personal hurtado al descanso, a la lectura, a la compañía y cuidado de las personas queridas, a pasear, a escuchar, al juego, a hacer el amor, a vivir en definitiva, un tiempo entregado, y aquí está lo más sangrante, sin apenas compensación en gran parte de las empresas, pues casi cuatro millones de esas horas extraordinarias semanales son impagadas.

Desde la reforma laboral de 2012, las personas contratadas a tiempo parcial también pueden realizar horas extras; es una maniobra que da manga ancha a la empresa, según explica José Luis Carretero, profesor de Formación y Orientación Laboral “se están utilizando las horas extra como si fueran obligatorias, así como se están utilizando igualmente las llamadas ‘horas complementarias’, lo que permite alargar las jornadas de los trabajadores a tiempo parcial hasta la jornada ordinaria a tiempo completo y utilizar a los trabajadores de manera flexible para evitar contrataciones y mantener una plantilla inferior a la que realmente sería necesaria. Teniendo en cuenta que muchas de estas horas no se pagan, sino que se compensan con descanso, en el mejor de los casos, lo cierto es que la flexibilidad de uso de mano de obra en cuanto al tiempo de trabajo que consigue el empresario es casi total“.

La trascendencia de las horas extraordinarias es especialmente significativa en un mercado laboral asolado por el paro y en el que la contratación a tiempo parcial se ha impuesto como modelo; “hay una absoluta coacción por parte de las empresas y la amenaza de no renovación del contrato o del despido directamente siempre pende sobre una negativa a realizar horas extraordinarias” cita otro experto consultado…

Pueden leer el resto del articulo en su fuente original pulsando aquí

Comentarios

¿Las horas extra son un robo? — 1 comentario