¿Pesimismo y/o pánico en un mercado en “casi” techo?

Viendo al SP500 decir que este 2015 hemos visto niveles de consenso alcista tan bajos propios solo de grandes y severas caídas es curioso, hasta la saciedad y cansinez os hemos dicho por activa y por pasiva que los profesionales estaban todos en plena sintonía, están casi  todos mirando hacia abajo, están “casi” todos barruntando precios objetivos muy inferiores a los actuales.

Y el mercado que lo sabe va y hace un buen rebote desde sus últimos mínimos, y malo sea (para los osos) que la FED en vez de echar una mano quitando el macho-fondo de Wall Street para hundirla que haga es suministrar más combustible para volver a máximos o hacer otro nuevos, entonces la masacre será brutal.

Señores para que un mercado haga “crash” en el sentido tradicional y bursátil del término tiene que haber: sobrevaloración máxima generalizada, sobrecompra extrema en el corto plazo, euforia entre los inversores, optimismo a raudales entre los profesionales que solo dan precios objetivos al infinito y más allá y todo ello envasado y empapelado por unos medios salmón complacientes  y ya no digo si llega lo mucho que se gana en Bolsa  a las portadas de la prensa y TV nacional, entonces a correr.

Un crash sin todo esto ustedes perdonen pero no se lo cree, sin papas ni huevos no se puede hacer una tortilla española pero en Bolsa no se puede ser categórico jamás y menos se taxativo porque nos deje en ridículo a la primera de cambio. Los mercados se puede caer mañana mismo pero como todos estemos esperando a que mañana se cae las bolsas rebotarán seguro, cuando todo el mundo está corto no se puede seguir bajando y pasa lo mismo cuando todo el mundo está largo porque no se puede seguir subiendo.

¿Por qué? fácil por los sistemas de software que funcionan por OPEN INTEREST (e incluso me atrevería a decir por las RATIOS PUT/CALL)  lo impiden y ellos saben autorregularse solos, si la masa compradora o vendedora supera una desviación típica establecida en algoritmos el sistema libera presión actuando como vendedor si la presión es alcista o como comprador si es bajista, ni los mercados funcionan por las naturales leyes de la oferta y la demanda ni por su libre albedrío y mucho menos por azar.

Y gracias, porque si no este sería un dislate y no habría diferencia alguna entre jugar a la ruleta y comprar una acción, pero ninguna. LLegaría un Jeque árabe y se compraría la Bolsa de un pais pequeño, o vendería y tiraría la renta variable de otro páis, estaríamos buenos entonces.

En fin que hemos rebotado por exceso de convencimiento bajista, ahora esta semana hay muchos menos bajitas que la anterior, el mercado está mejor regulado, vamos a ver si hay suerte y esperamos lo más arriba a la FED porque así si hay caídas o sell off tras su reunión con más seguridad podemos cerrar largos o  ponernos cortos si sale mal  o no cerrar largos o incluso comprar si sale bien

sentimiento

Los comentarios están cerrados.