Las 12 medidas de la OCDE que España tiene que cumplir para reducir el desempleo

Es curioso esto de cainismo y fariseismo de las instituciones supranacionales como FMI por un lado y la OCDE por el otro, el FMI nos pide sin tapujos que sigamos destrozando el mercado laboral en todo lo posible, que tratemos ahondar en medidas que se han iniciado y que por temor electoral o castigo popular se han suspendido o parado, que sigamos en suma podando todo lo que se pueda el estado del bienestar para tener nuestro déficit anual lo más bajo posible y cumplir con las expectativas de crecimiento.

Y por otro la OCDE dice que somos el  país desarrollado con más brecha social entre ricos y pobres, o donde más diferencia hay entre ciudadanos, pues uno se queda a cuadros con la farsa política de ambas instituciones que ni entre ellas mismas son capaces de emitir medidas conjuntas que conjuguen la productividad y competitividad y la dignidad de las personas, en España ya todos sabemos que ni trabajando se sale de pobre ¿a qué viene entonces el FMI a pedir más sangre, sudor y lágrimas a la cuidadania de la europeriferia  y la OCDE más eficiencia en la gestión política de lo público si para lo segundo se necesita ingresos públicos (y el FMI dice que se reduzcan a la mínima expresión) ? Esto tiene un nombre muy claro ” cinismo, fariseismo y cainismo”

Aquí tenéis un gráfica del volumen de trabajadores temporales por países, el tercero de los seleccionados en temporalidad.

temporalidad año 2013

Para corregir proponen 12 medidas, para el 20-D a más de uno le va a venir los consejos a pedir de boca.

.1. Mejorar la enseñanza obligatoria. El rendimiento de los estudiantes españoles está por debajo del promedio de la OCDE en comprensión lectora, matemáticas y ciencia, y hay un  alto índice de abandono temprano o de finalización tardía de los estudios. Se debería reforzar la enseñanza en los primeros cursos, incrementar el rendimiento de la FP e intensificar el aprendizaje en el trabajo.

2. Asegurar que la enseñanza superior potencie competencias para el mercado laboral. La titulación en estudios universitarios está al nivel de la media de la OCDE. Sin embargo pocos de nuestros titulados desarrollan los niveles de competencias que demanda el mercado laboral.

3. Mejorar las competencias de los adultos. Muchos adultos con baja cualificación serán mano de obra durante muchos años y requieren ayuda para ajustarse a los cambios en el mundo del trabajo.

4. Eliminar barreras regulatorias y fiscales para contratar a trabajadores. A pesar de  las reformas del mercado laboral el desempleo sigue siendo elevado y la dualidad del mercado laboral se mantiene. Se debe garantizar que la legislación y la política fiscal proporcionen incentivos, en lugar de trabas, para contratar y trabajar.

5. Favorecer la búsqueda de empleo. Es esencial que los Servicios Públicos de Empleo orienten más eficazmente a los desempleados. Los gastos destinados a ello son más bajos que los de otros países de la OCDE, a pesar de las altas cifras de paro.

6. Mejorar la transición de los jóvenes de la educación al trabajo. La tasa de jóvenes españoles que ni se están formando ni trabajando ha aumentado. Muchos jóvenes desempleados poseen bajas cualificaciones y están en riesgo de convertirse en desempleados de larga duración. Los Servicios de Empleo deben apoyar más a estos jóvenes para que encuentren su primer empleo.

7. Aprovechar el trabajo para potenciar las competencias. Las empresas españolas están menos implicadas en actividades innovadoras que sus  competidoras de fuera. Es necesario concienciar a las empresas de que el uso eficaz de las competencias de sus trabajadores es esencial para su estrategia.

8. Apoyar a universidades y empresas para que impulsen la innovación. La falta de innovación en la economía española se refleja en la baja inversión pública y privada en conocimiento y en la baja proporción de doctorados contratados para la investigación en el sector público y privado.

9. Mejorar la información sobre las previsiones del mercado laboral. España debe mejorar la información sobre sus necesidades de competencias presentes y futuras. Esta información es necesaria para orientar a los estudiantes, para los planes de las universidades y para las decisiones de inversión de las empresas.

10. Mejorar la colaboración entre los gobiernos y los agentes interesados en las competencias. En España, las administraciones trabajan con el sector privado en muchos asuntos, sin embargo existen pocos acuerdos de colaboración en materia de competencias. Las acciones que faciliten este diálogo son esenciales el impulso de las competencias.

11. Financiar un sistema de competencias más eficaz. Como consecuencia de la reciente recesión, es necesario encontrar mecanismos para financiar la inversión en competencias que involucre al gobierno central y los regionales.

12. Fortalecer las políticas de competencias. Necesitamos estructuras de gobierno que garanticen que las políticas de competencias se efectúan de forma coherente en todos los niveles administrativos.

En definitiva, la OCDE considera que España debe dar prioridad a

:: La posibilidad de aprender a lo largo de la vida, dentro y fuera de las instituciones educativas y los centros de trabajo,

:: Unos programas educativos que relacione la formación con el mercado laboral,

:: Que se cultiven las competencias en los centros de trabajo,

:: Se prevea las necesidades de competencias futuras.

IR AL DOCUMENTO 

Comentarios

Las 12 medidas de la OCDE que España tiene que cumplir para reducir el desempleo — 2 comentarios

    • Claro que no tampoco no dice nada de políticas fiscales justas y equitativas … ni de control de capitales a paraísos fiscales .. dice doce cosa que sabe cualquier universitario de primero de económicas o si me apuras del bachiller … y por el otro lado el FMI dice “profundicen reformas” “ajusten aún más el gasto público” …..