El inversor acorralado

En esta modesta  infografía que os hemos preparado dejamos bien claro y para todos los públicos la cruel situación financiera a la que se está viendo sometido el inversor ordinario,   en estos momentos están los mercados financieros  en una tesitura que recomiendan no estar en ellos participando de forma alguna, porque cuando alguien invierte y depende de la suerte para ganar lo mejor es no participar hasta que haya mayor y mejor visibilidad.

inversor acorralado

Si a los productos de inversión los clasificamos en cuatro bloques: Renta Variable, Renta Fija , Depósitos/IPFs y estructurados todos ellos invitan a no estar en el mercado no por suposición y opinión del analista sino por la realidad actual. Si alguien de vosotros dice si, es correcto pero por esta situación lo mejor es participar porque los mercados tenderán a autorregularse y corregirse le diría que si, que tiene razón pero también le diría que también se pueden poner mucho peor que ahora en 2016.

Hay soluciones para que el inversor, claro que si pero requerirá de instrumentos que el sistema financiero esconde para todos aquellos que no tengan o la formación y/o experiencia necesaria o un grado de profesionalidad elevada. Esto de abrir una posición larga con cualquier tipo de producto y esperar que el precio suba para recoger beneficios es algo ya que está pasando a la historia, los tiempos corren que es una barbaridad y tranquilamente un activo se puede descapitalizar un 50% en pocos meses o una cotización volver a los precios de hace 10, 15 o 20 y más años y nosotros creyendo que compramos barato.

Los horizontes temporales se han reducido mucho por parte de los operadores, creadores y gestores de capital los rangos de precio se estrechan cada vez más, el intermediario financiero tiene su negocio en el corretaje y más se mueve el cliente más ganan ellos, por lo tanto son ellos quienes están en la tramoya manejando los hilos de la oferta y la demanda vía software y para ganar sin depender de la suerte se requiere una estrategia especulativa y no hablo de un método de trabajo, hablo de una estrategia porque aunque ambos conceptos se parezcan no es lo mismo, tener una estrategia que un método para invertir y especular.

El método de inversión y especulación está basado en el principio de que hemos hecho una operación de forma teóricamente correcta y si nos equivocamos el método tiene un botón para ejecutar la posición errónea de nuestra cartera de valores.

La estrategia de inversión y especulación está basado en un principio de actuación donde el inversor o especulador no se retira del mercado nunca porque suba o baje el precio él ganará de la subida o la bajada del activo donde está posicionado, así establece un criterio de juego por diferencias donde lo que tendrá que cuidar es que sus ingresos sean mayores que sus pérdidas, así cuando haya que compensar pérdidas a final de año pues serán las ganancias quienes la cubran y la diferencia el beneficio.

Recuerden siempre estas palabras cuando los mercados son alcistas ganamos todos desde los niños a los grandes profesionales, no hacen falta asesores, consultores, gestores, coachs ni analistas a nuestro servicio, cuando los mercados se ponen como este año solo ganamos los estrategas y los profesionales.

Ergo si usted desea participar en un mercado como el actual necesitará uno a su servicio pero no con la finalidad infantil de replicar sus operaciones sino de aprender y comprender su método de trabajo o su estrategia financiera, entienda usted que si el mercado esta extremadamente difícil para quienes vivimos de él imaginaos para vosotros que solo lo queréis para sacaros unos cuartos al año.

Los comentarios están cerrados.