La justicia multa a la DGT

Un juez de La Coruña ha condenado a la Dirección General de Tráfico por la aplicación incorrecta de los márgenes de error de los radares. La sentencia reduce la gravedad de la sanción impuesta por exceso de velocidad, de modo que la multa pasa de 400 a 300 euros y la retirada de cuatro puntos a dos, obligando ademas a pagar costas a la Administración.

La resolución judicial rechaza la alegación habitual de la DGT “en el cinemómetro está incluido el margen de error” y la asociación de Automovilistas Europeos Asociados ha recordado que desde hace más de cinco años se están imponiendo sanciones por encima de la ley. El presidente de la organización que defiende a los conductores, Mario Arnaldo, ha considerado que “lo llamativo de esta sentencia es su contundencia y claridad al afirmar que es a la Administración a quién corresponde la prueba completa de la infracción y que con los datos de la verificación metrológica efectuada podría demostrar, en lugar de negar la prueba al sancionado, la correcta graduación de la sanción”.

El portavoz ha aplaudido este tipo de sentencias ya que “si los jueces no actúan con contundencia permitirán que determinadas administraciones conviertan la justicia en una lotería”. Se calcula que desde mayo de 2010 se han impuesto en España más de 300.000 multas con importes y detracción de puntos superiores a los establecidos en la Ley de Seguridad Vial, pero no sólo la DGT ha emitido este tipo de sanciones sino que tanto el Servei de Tránsit, el Gobierno Vasco y ciudades como Alicante, Murcia, Valencia, Valladolid, y Zaragoza también han sido partidarios de estas infracciones.

Fuente: elboletin.com

Los comentarios están cerrados.