Hablemos de sexo no todo va a ser dinero

sexoPara que no nos diga nadie que solo pensamos en el dinero, también al cierre de la sesión lo hacemos en el sexo que como en bolsa exige siempre de  un buen corolario, vamos tener las cosas claras como en todo en la vida,  vean este de Silvia Olmedo, psicóloga, experta en divulgación y escritora. Puedes seguirla en Facebook, Twitter e Instagram.

1. Darás la importancia debida a los juegos preeliminares.
2. Honrarás a tu cuerpo y al de tu pareja recordando que debes tratarlos como templos sagrados.
3. Te protegerás de principio a fin para no contraer una infección de transmisión sexual y evitar embarazos no deseados.
4. Te relajarás y divertirás durante el encuentro, olvidando complejos y temores irracionales.

5. No responsabilizarás al otro de tu propio placer. Trabajarás para conseguirlo.
6. Comunicarás tus deseos a tu pareja y prestarás atención a sus mensajes verbales y no verbales.
7. No harás cosas que no quieras hacer con tal de complacer a tu pareja ni le presionarás para que ceda a tus deseos.

8. Disfrutarás durante el camino sin querer apresurar la llegada a la meta. No darás al orgasmo un valor exagerado.
9. No llevarás a un tercero a la cama (a menos que estés en un trío), a través de comparaciones ni recuerdos.
10. No olvidarás que el sexo no solo es la unión de dos cuerpos, sino de dos personas y que es necesario estar en el aquí y el ahora para disfrutarlo plenamente y buscar esa comunión.

———————

Veis es como en la Bolsa se disfruta de ella si tienes sapiencia , experiencia,  paciencia y prudencia, las prisas solo son buenas para los ladrones y los malos amantes.

Comentarios

Hablemos de sexo no todo va a ser dinero — 1 comentario

  1. PERDONAR QUE DE MI HUMILDE OPINIÓN .-
    En la figura representativa que colocas al inicio del artículo , considero que en el caso de la mujer el corazón lo tienes que poner a la altura del cerebro y a medida de que van cumpliendo años más se afianza en esta zona . Creo que a estas alturas ya no hay nada que descubrir y una sociedad más abierta determina más sinceridad a la hora de los intereses que buscan cada uno en el otro.

    Gracias.
    Emilio