Yo no soy tonto, pero igual otros son demasiado listos

¿Qué pasa en algunas grandes superficies cuando te venden un producto defectuoso? pues podemos pensar que al devolverlo tramitarán con el fabricante su devolución o reparación, pero lo que le ha ocurrido a un cliente da pie a pensar que sencillamente se vuelve a colocar en la estantería para venderlo de nuevo sin más.

Es lo que denuncia J.T.G. y arranca con la compra de un teléfono móvil que al desembalarlo presenta marcas de uso y problemas de carga, motivo por el cual solicita el cambio en tienda por el mismo modelo pero en buenas condiciones; continúa con éste segundo móvil que sale defectuoso y con diagnóstico directo del fabricante que reconoce el fallo, por lo que se procede a la sustitución del equipo por un tercer móvil igual que, a la hora de usarlo, contiene información de otras personas –cualquiera pensaría y con razón que el producto ya había sido vendido previamente y devuelto por algún motivo, claro– así que vuelve a devolverlo y visto lo visto, decide adquirir un terminal de otro fabricante diferente, a ver si es que la marca “estaba gafada” pero el caso es dicho cliente se vuelve a encontrar de nuevo con un móvil que también posee información de otras personas y la cosa continua con la devolución de hasta 13 móviles en seis meses…

Curioso también, en la fuente original de ésta noticia que pueden consultar aquí, éste comentario: “Yo, como antiguo empleado del centro Media Markt citado en la noticia , y posteriormente despedido por quejarme de estas practicas, puedo dar fe de que es práctica habitual de este establecimiento en concreto el volver a poner a la venta productos procedentes de primeras devoluciones e incluso de segundas y terceras para un mismo articulo, y no solo en móviles también en tabletas, impresoras, ordenadores y todo lo que conserve su envoltorio y pueda dar el pego” así que esperemos que la cosa se aclare y haya sido un problema puntual ya subsanado, porque como sea la norma la llevamos clara…

 

Los comentarios están cerrados.