Algunos se esfuerzan, otros parece que no tanto …

En Castilla y León, el viceportavoz socialista de Hacienda en las Cortes considera increíble y absolutamente incoherente que el PP se oponga a que el Consejo de Cuentas fiscalice –revise e investigue– actuaciones relacionadas con casos de corrupción investigados en ésta CCAA.

El PP no quiere que el Consejo de Cuentas fiscalice los contratos de arrendamientos y compraventa relativos al Edificio de Arroyo, los contratos de compraventa por parte de sociedades publicas en el polígono Industrial de Portillo ni los gastos vinculados a la elaboración y ejecución del proyecto de la Ciudad del Medio Ambiente así como de las eventuales responsabilidades contables derivadas; tampoco quiere revisar el procedimiento de adjudicación de las obras de la variante de Olleros“, denuncia el viceportavoz, para quien “dado que estamos hablando de escandalosos casos, motivo de preocupación y alarma para los ciudadanos, el rechazo del PP a este bloque de enmiendas deja en evidencia la voluntad política del PP de luchar contra la corrupción a pesar del asco que dicen sentir hacia la misma.  Queda claro que el PP quiere limitarse a hacer el paripé en las comisiones de investigación creadas

Se destaca la necesidad de fiscalizar en dicha CCAA varios frentes: desde la gestión presupuestaria de los conciertos con centros sanitarios privados de 2012 a 2015 a la gestión presupuestaria y justificación de gastos de conciertos con centros educativos privados –cuya modificación presupuestaria en los últimos años refleja un incremento de 312 millones de euros que se escapan del control de las Cortes-, así como la financiación y ayudas empresariales otorgadas por el sector publico autonómico –prestamos, subvenciones, avales, etc

Fuente:  ultimocero.com

Los comentarios están cerrados.