¿Eran tan buenos como creíamos todos?

Todo genio tiene su lado oscuro, es condición humana, no por lo segundo puede dejar nadie de reconocer lo primero. O lo que es lo mismo, nadie es perfecto. No sale en este top pero por ejemplo el genio de la animación y gran empresario Walt Disney fue un contumaz antisindicalista, anticomunista y colaboró fervientemente en la época de la “caza de brujas” con el FBI como así consta en sus archivos, también tengo pero no las voy a comentar malas acciones o conductas de Juan Pablo II al que quieren canonizar, vamos a no herir susceptibilidades pero Dios y San Pedro le preguntarán por Monseñor Romero por ejemplo o por sus conversaciones con la CIA entre otros affairs del Papa polaco.

Como se que lo de Juan Pablo II igual no se entiende os doy esta fuente, en aquellos tiempos servidor era muy activista estaba muy conectado con la teoría de la liberación y Monseñor Romero estaba en el punto de mira del Vaticano, de la CIA y de la Ultraderecha, su elevación a los altares fue el pago de un gran error de la curia pontificia, incluido Juan Pablo II

Destaco textos como

“Monseñor Romero llegó con cita confirmada  al despacho papal pero no fue recibido. Los ayudantes del pontífice se las arreglaron para que la reunión no se diera. “Ya debes saber que el correo italiano es un desastre” fue la frase que le dieron como excusa. Le cerraron todas las puertas en su cara”

Monseñor Romero colocó sobre la mesa del despacho una caja con los documentos e informes que revelaban los abusos, las calumnias, la campaña de difamación que el gobierno del general Romero Mera había emprendido contra la iglesia salvadoreña.

Impaciente, casi despreciativo el Papa le responde:  – ¡Ya les he dicho que no vengan cargados con tantos papeles! Aquí no tenemos tiempo para estar leyendo tanta cosa.

Sorprendido, con las lágrimas en los ojos, el obispo de San Salvador abrió el sobre que guardaba la foto del rostro del sacerdote Octavio Ortiz destruido.  Le contó la historia del origen campesino del cura, la tarde en que lo ordenó, el día en el que fue apresado por el gobierno sólo porque le estaba enseñando a los muchachos de un barrio humilde de San Salvador el evangelio. “Lo mataron con crueldad y hasta dijeron que era guerrillero…” Viendo la foto de refilón, Karol Wojty le preguntó “¿Y acaso no lo era?”.

Monseñor Romero soportó todo. El consejo del Papa no podía ser màs sorprendente: establecer puentes con la dictadura y le recuerda que el General es católico, y por tanto algo bueno habrá de tener.

FUENTE

A Monseñor Romero  gloria eterna, reconocimiento y justicia para  su labor humana,   de la divina y eclesial para hacer Santo a Juan Pablo II no nos compete a los pobres mortales porque doctores tiene la iglesia.

Comentarios

¿Eran tan buenos como creíamos todos? — 2 comentarios