Está claro que “a algunos lobbys”, ésto no les gusta

La consultora Monitor Deloitte presentó hace unos días un informe exhaustivo sobre las posibilidades que tiene España de cumplir con el objetivo europeo de reducir entre un 80 y 95% sus emisiones contaminantes –en base a los compromisos acordados en la cumbre de París en diciembre de 2015– con una demoledora conclusión: Aplicando masivamente las energías renovables, el precio de la luz en España se rebajaría nada menos que un 42% lo que supondría una notable mejora económica para un país que se gasta 34000 millones de euros anuales en importar productos petrolíferos.

Hablamos no sólo de que la generación eléctrica sea 100% renovable –actualmente se llega a un 40%– sino de reducir drásticamente las emisiones en el resto de sectores energéticos tales como transporte, industria, edificios…Esto último se logra, en primer lugar, aumentando la eficiencia energéticaconsumiendo menos para hacer lo mismo-, en segundo lugar, electrificando la demandapor ejemplo cambiando vehículos de combustión por eléctricos, incrementando el transporte de mercancías por ferrocarril, etc-. También se avanza usando renovables no eléctricas, como por ejemplo biomasa o geotermia para calefacción o refrigeración y, en último caso, sustituyendo petróleo y carbón por gas natural en aquellos usos de mayor dificultad de penetración renovable –por ejemplo, en aviación-.

El estudio da como indiscutibles escenarios que algunos venimos defendiendo desde hace tiempo; pero que resultan sorprendentes para la mayoría de la población, tales como que “con una gestión adecuada, toda la nueva capacidad de generación que se construya en España desde ahora debería ser renovable salvo en determinados escenarios de crecimiento de la demanda o cuando no haya sido posible implementar a tiempo otras fuentes de energía.”

Igualmente calculan que, con las subvenciones actualmente en vigor, un vehículo eléctrico cuesta ya lo mismo que uno de gasoileso sí, consume tres veces menos energía y no tiene problemas de fraudes en el control de emisiones contaminantes– estimándose que la mitad de las ventas de vehículos ligeros en 15 años corresponderá a eléctricos, llegando a la totalidad en 2050.

Fuente:  eldiario

Los comentarios están cerrados.