¿Pronto usaremos mucho más la “economía colaborativa”?

El concepto no es nuevo, de hecho es algo que solemos hacer en nuestros entorno de confianza; pedir prestado a un familiar su vehiculo para usarlo y despues devolverselo es un ejemplo del concepto, pero ¿que ocurre? pues que la tecnología nos permite ampliar esos “círculos de confianza” con la aparición de sistemas y plataformas que permiten asignar una reputación a determinados servicios o usuarios, haciendo posible un modelo de compartición de bienes y servicios.

Los comentarios están cerrados.