¿ Que ha sido del “cerebro” detrás de GesCartera ?

Fué la empresa que protagonizó el mayor escándalo financiero de principios de este siglo en nuestro país –o al menos el más mediático– al estafar 90 millones de euros a 4000 inversores; entre los damnificados se encontraba la Iglesia, la Policía, la ONCE, la Mutua de Huérfanos de la Guardia Civil y hasta el grupo musical “Los del Río”. Su cerebro Antonio Camacho fue detenido y condenado a 11 años de prisión; hace un mes que ha salido en libertad.

Hoy viste un elegante traje azul y porta un maletín de piel en la mano; son los únicos vestigios que quedan de su opulento pasado. Ya no habita en su lujoso chalé de La Moraleja, ni conduce coches caros, ni lo protege un grupo de guardaespaldas, como antaño. Tampoco queda nada de su colección de cien trajes de Armani, ni de los calzoncillos de 250 euros que se compraba cuando estaba en la cresta de la ola. Ahora vive con su madre en un pequeño piso de protección oficial de la época franquista, desvencijado y sin ascensor, en Usera, el humilde barrio obrero en el que se crió. Como resultado de su juicio y condena por apropiación indebida sus propiedades fueron embargadas, sus contactos desaparecieron y sus huesos dieron en prisión, pero en la cárcel ha dedicado el tiempo a estudiar y ha obtenido dos licenciaturas –Psicología y Derecho– y también se ha sacado un Doctorado… Quien fue condenado por robar y estafar, ahora ha decidido ganarse la vida en los juzgados

Los comentarios están cerrados.