Luces y sombras volviendo la vista atrás

El 24 de mayo de 2015 cambiaba el panorama político en las grandes ciudades españolas. Las elecciones municipales de aquel día abrieron la puerta a nuevos alcaldes y, en muchos de los casos, a partidos emergentes que nunca habían tenido poder municipal, quienes tomaron posesión días después. A los líderes de formaciones emergentes se les llamó ‘alcaldes del cambio’: Manuela Carmena en Madrid, Ada Colau en Barcelona, Joan Ribó en Valencia y Pedro Santisteve en Zaragoza, incluso Sevilla cambió de manos, con la pérdida de la mayoría del PP.

A todos, su gestión ha sido escrutada con lupa durante este año. Entre sus logros están algunos avances en materia social o nuevas medidas de movilidad, pero en cambio, les han llovido críticas por el exceso en su política de gestos para romper con el pasado, por la paralización de proyectos urbanísticos o por los retrasos en cumplir con lo prometido; pulsando en éste enlace podrán leer un buen resumen de cada uno.

Los comentarios están cerrados.