Lo de ‘Erin Brockovich’ no es un caso aislado

33 ciudades ubicadas al este del río Mississippi en los EEUU han estado usando una metodología para analizar el agua que, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, restaba importancia a la cantidad de plomo existente –entre otras cosas-.

No hay transparencia; los informes sobre la calidad del agua realizados a nivel local a menudo fueron modificados porque alguien prefirió esconder la realidad. Los responsables del suministro de agua temían perder sus trabajos si mostraban la realidad y, en algunos casos, se dejaron llevar por la codicia y la incompetencia… en otros casos los errores se produjeron porque trabajaban para organismos con demasiada carga de trabajo y poco personal.

La pregunta no es si nos están escondiendo la realidad, porque eso no es nuevo –de hecho, hace mucho tiempo que lo hacen, lo de “esconder la realidad” digo y no sólo en aquellas tierras– e incluso en Nueva Jersey se descubrió que las fuentes de agua de las escuelas tenían peligrosos niveles de mercurio; éstos casos sólo son una parte de los 33000 lugares de los EEUU con áreas tan contaminadas que las operaciones para cambiar infraestructura y mejorar el agua potable serán eternas –de hecho la magnitud del problema parece inasumible

La conocida pelicula ‘Erin Brokovich‘ se basaba en un hecho real, el descubrimiento de que el cromo hexavalente estaba causando cáncer en Hinkley, California, pero por increíble que parezca, ese químico sigue presente en el agua potable de los EEUU.  La sociedad está harta de esta forma de proceder –y no sólo en los EEUU– pero la situación solo mejorará cuando los ciudadanostodos nosotrosse dirijan a las autoridades y les digan “tendréis que rendir cuentas por vuestros desmanes.  Fuente: theguardian / eldiario

Los comentarios están cerrados.