Vivir para ver … antología del disparate policial y judicial

Cientos de demandas se registran cada día en dependencias policiales y judiciales; sin embargo, pese a que la mayoría versan sobre hechos perfectamente denunciables, un pequeño número destaca por insólitas y absurdas

En 2010, una familia musulmana denunció al profesor de su hijo por hablar del jamón ante sus alumnos –le acusaban por ofender los sentimientos religiosos de su hijo porque explicó las zonas climáticas y puso como ejemplo que el clima frío favorecía la curación de jamones

Ese mismo año, un ladrón se torció el pie durante un robo y denunció al propietario de la casa por no tenerla en condicionesademás y para más inri, el dueño de la casa era Guardia Civil

En Madrid, una mujer demandó a su vecino porque las paredes de su casa eran muy delgadas y ése hacia mucho ruido al orinar, pero si de disputas vecinales se trata, destaca el caso de una señora que demandó a su vecina por tender su ropa en la ventana y eso quedaba “estéticamente muy feo“.

Además, para algunos, la mala suerte es denunciable; que se lo digan al vecino que interpuso una querella contra el bar donde se tomaba el café todos los días porque, por más que echaba dinero en la máquina tragaperras, nunca le salía el premio gordo.

Fuente:  lainformación.com

Comentarios

Vivir para ver … antología del disparate policial y judicial — 2 comentarios

  1. Falta la del cliente, chino creo recordar, que denunció a la empresa que comercializa el desodorante AXE, porque las mujeres no se sentían atraídas por el como en el anuncio