Nos dan la ilusión de elegir pero no la opción real de comprar

A la vista de las multinacionales y sus marcas franquiciadas  tenemos la ilusión de cuando vamos a un hipermercado por ejemplo de creer que estamos eligiendo, quizás si , pero en realidad le estamos pagando al mismo, sibilinamente van segmentando y distribuyendose el mercado del consumo masivo, y si creemos que con las marcas blancas las combatimos simplemente les seguimos su juego, más que probablemente sean ellas quienes fabriquen el producto  sin nombre para que usted lo obtenga a un mejor precio que el de marca pero que el dinero no se salga del corralito al que nos tienen sometido a los consumidores.

Por lo tanto 10 marcas pueden tener 1000 productos a la venta con sus respectivas sub-marcas propias y si no pues vean el siguiente gráfico ilustrativo, para muchos les parecerá en realidad un oligopolio alimentario.

Comentarios

Nos dan la ilusión de elegir pero no la opción real de comprar — 3 comentarios

  1. Otro ejemplo.

    Necesitas repostar tu vehículo y te fijas en los precios del combustible en las gasolineras que hay en la carretera. Una de Campsa, otra de Repsol y la última de Petronor.

    ¿A cuál vas?
    Son el mismo perro con diferente collar. Resulta indiferente a cual entras porque las 3 pertenecen al mismo grupo y por tanto tendrán el mismo precio inflado del combustible.