Cuando el supervisor y regulador silban y miran para otro lad: los falsos dividendos

Hoy no toca un caso español (muca tela que cortar con este tema) toca uno europeo para variar, tenemos a dos bancos paradigmáticos para este ejemplo de finanzas perverso para la acción, para el accionista y para la misma entidad por su vamos a llamar peligrosa gestión porque cuando se está entre los diez peores bancos según los tests de la EBA y resulta que estos han pagado en el último lustro 20.000 millones de euros en dividendos.

Sin una acción paga dividendo de forma irresponsable es decir que lo abona sin el nivel de beneficio que debiera ser el apropiado para hacerlo pueden pasar dos cosas una que los tenedores de deuda de la entidad vía bonos no solo se puedan quedar sin cupón  sino que si además si  son subordinados tendrían que participar en su recapitalización y ya sería la repanocha  que lo tuviera que hacer el ciudadano a través del erario público si entidad necesitase dinero del Estado para su refinanciación como así le permite la normativa vigente.

Los dividendos pues es cada vez un timo a Raimundo y todo el mundo, los supervisores y reguladores deberían prohibir cualquier tipo de entrega de los mismos si no hay un beneficio real a repartir y por supuesto erradicar la práctica de reducir el dividendo de la acción e ingresarlo en la cuenta corriente. Si es un beneficio real por escaso que sea que vaya directamente a al cuenta corriente sin tocar la cotización de la entidad, así los inversores serán forzados a mirar más por el beneficio real de las empresas y no por la sopa boba de un dividendo ficticio que en realidad está destruyendo a la calidad del capital de la acción y el accionista.

El supervisor Banco nacional del país, la EBA, el BCE y los reguladores deberían actuar para limpiar el sector financiero al menos de este tipo de prácticas más orientadas de cara al marketing para poder venderse mejor en Bolsa que para dar valor a la acción y a su inversor. Muchas entidades bancarias saben perfectamente que desaparecerían de los portfolios de numerosos fondos si suspendiesen dividendos al menos provisionalmente o los indexasen a sus beneficios reales.

Como publica INVERTIA “el banco más generoso con sus accionistas ha sido HSBC, que ha repartido unos 40.000 millones de euros en los últimos seis años. El gigante británico es no obstante uno de los mejor capitalizados, con una ratio CET1 del 8,76% en el escenario adverso. Por el contrario, Swedbank, uno de los bancos más sólidos con una ratio de capital del 23,05% en los test de estrés, ha pagado a sus accionistas en coronas suecas el equivalente a 7,7 millones de euros

“También un fuerte desembolso de Société Générale, de 4.700 millones de euros, mientras que incluso el italiano Monte dei Paschi di Siena llegó a pagar 164 millones de euros a sus accionistas” …

Lo que más fastidia es el concepto tan laxo que tienen las autoridades económico-financieras a la hora exigir la transparencia, ética y buen gobierno de las entidades cotizadas. Si en  cosas tan básicas y elementales como es el dividendo de una acción y las condiciones para darlo al accionista vemos este tipo prácticas es que uno lo único que piensa es que en otros más complejos literalmente hacen lo que les da la gana y claro a veces se pasan y sucede lo de Españistán, al final los mismos siempre pagamos la incompetencias de los organismos públicos destinados a regular y supervisar el correcto funcionamiento del sistema y el enriquecimiento vil de cúpulas directivas que tienen sueldos e ingresos totalmente al margen de la realidad de la entidad que dirigen.

bancos y dividendos

Comentarios

Cuando el supervisor y regulador silban y miran para otro lad: los falsos dividendos — 4 comentarios

  1. Le agradecerìa que subiera un gràfico de Ezeentis actualizado tras el contrasplit que hizo, pues ya no creo que sus màximos històricos estén en los 25 € por acciòn.
    Por cierto, hoy està portándose súper bien.
    Gracias.
    CODORNIU.