Aislados de la red eléctrica

Los paneles solares sufren un espectacular descenso de precio –y todavia no han tocado suelo, como pueden ver en la imagen adjunta– por lo que el coste de una instalación fotovoltaica que permita “desconectarnos” de la red se reduce cada día más; uno de los pocos impedimentos es el alto coste de las baterías, aunque la cosa tiene visos de cambio dada también su reducción en coste…

Lo cierto es que cada vez está más cerca la llegada de una “paridad de red“, donde una instalación solar con almacenamiento sea más barato que seguir conectado a red, algo que muchos califican como “la espiral de la muerte” –aunque también hay quien la llama “espiral de la liberación”porque cuanta más gente se aísle de la red, más cara será la factura del resto de usuarios para pagar los costes fijos, y entonces, más gente decidirá aislarse de la red, ya que le saldrá más barato y la factura seguirá aumentando para el resto, y así sucesivamente… Mal negocio para las eléctricas y para quienes no puedan llevarlo a cabo, y una forma de liberación para muchos otros.

Ese día llegará pronto en Australia. Los resultados del estudio de la Universidad de Curtin indican que en algún momento de 2017 será más barato en Australia aislarse de la red mediante una instalación solar y unas baterías que seguir conectados –hablamos de un país donde las baterías domésticas de Tesla ya demuestran los grandes ahorros que pueden conseguirse y el coste de electrificación es bastante desigual-.  Los autores del estudio no quieren decir que la gente en Australia “vaya a comenzar a aislarse a lo loco” ya que hay otros grandes beneficios de seguir conectado a la red como puede ser la seguridad de suministro, pero sin embargo, conforme esas líneas comiencen a alejarse más y más, cada vez más hogares optarán por dar ese paso. De hecho, según un reciente estudio de la eléctrica australiana Western Power, el 80% de los usuarios están dispuestos a aislarse de la red.  Fuente: diariorenovables

 

Los comentarios están cerrados.