Estalla la bomba andorrana del caso Pujol

Los documentos adjuntos a la querella que Higini Cierco, accionista propietario de la Banca Privada de Andorra BPA ha presentado contra los altos cargos policiales españoles Marcelino Martín Blas y Celestino Barroso incluyen explosivas revelaciones de otro antiguo cargo policial, el ex-comisario José Villarejo -testigo de cargo a favor de los Cierco– sobre la operación Cataluña y el caso Pujol. En uno de los documentos que acompañan a la querella, –publicada este jueves por el diario Ara– Villarejo apunta los motivos por los que la investigación se centró en los 3,4 millones de euros que la familia del ex presidente de la Generalitat tuvo en la BPA en vez de perseguir también movimientos de dinero muy superiores con Andbank, la antigua Banca Reig, de forma que ha quedado muy rebajada la dimensión del caso Pujol.

Villarejo apunta que una de las razones para “ignorar” los movimientos de los Pujol con Andbank sería el supuesto interés del Centro Nacional de Inteligencia CNI –manifestado, se dice, por Martín Blas– para que la presión judicial se dirigiera contra el dinero de BPA. Así el sr. Pujol presuntamente habría obtenido del CNI ayuda a cambio de no destapar los vínculos de destacadas personalidades españolas con la cuenta bancaria de nombre Soleado, manejada por Arturo Fasana, implicado también en la trama Gürtel. El financiero Javier de la Rosa apuntó en este sentido en la conversación que mantuvo con el pequeño Nicolás, revelada por Público en 2015.

Según Villarejo, Martín Blas despreció y ocultó datos de gran valor probatorio sobre el dineral de los Pujol en Andbank, cuyos movimientos cifra en unos 2.000 millones de euros. Asimismo, destaca que no se mantuvieron las líneas de investigación sobre la patronal Femcat y David Madí, a quien considera “fiduciario de Pujol” y del ex presidente Artur Mas y Felip Massot, a quien describe como “testaferro de confianza de este último“, en referencia al ex-presidente catalán y líder del PDEcat. Otros personajes relevantes que etiqueta como “testaferros de interés” son Susana Monje –vicepresidenta del Barça-, Carles Sumarroca, Ramón Camps –diputado y portavoz convergente en el Parlamento catalán-, Maria Eugenia Cuenca -exconsejera de Gobernación-, la familia Molins –de la empresa Cementos Molins– y Josep M. Penin –imputado en el caso Adigsa que implicó a su pariente Felip Puig-… fuente: eltriangle.eu

Los comentarios están cerrados.