¿Por qué se cae el tráfico de acciones?

He visto este gráfico en la fuente que se cita y os lo importo aquí para dar opinión al respecto de la pregunta del artículo, se trata de una comparativa entre los trimestres enero – octubre 2015-2016 sobre la evolución del efectivo negoaciado, fuente Bolsa y Mercados Españoles.

  1. LOS INVERSORES ESTÁN HARTOS DE QUE LES TOMEN EL PELO

Si así de claro, la fluctuación de las cotizaciones en los tableros electrónicos funcionan por software y no por acción de la oferta y la demanda como antaño, la gente se cansa de las tonterías de los analistas técnicos y fundamentales que hoy dicen que algo se puede convertir en oro y mañana mismo que en plomo pintado de amarillo.

NO digo nada ya de los gestores porque es para echarles de comer aparte y realidad para servidor los verdaderos responsables del cambio a mejor de los mercados y la inversión. Ganar solo si el mercado sube y perder como un novato cuando bajan han sacado de quicio a muchos inversores que han visto fosfatizarse su dinero en las crisis cíclicas de la renta variable sin que el gestor hubiese movido un solo dedo para proteger su inversión. Al inversor de la calle le ha quedado claro que los gestores son simplemente endosadores de fondos y carteras de acciones con un NIF.

2. LOS INVERSORES YA NO INVIERTEN A MEDIO Y LARGO PLAZO

Otro dato que no admite debate, antes se compraba hoy y se vendía el trienio, lustro o década después, el inversor creía al pie de la letra que lo de invertir en bolsa era para medio largo plazo porque así se ganaba siempre. Pero en estas llegó internet y revolucionó el sector , ahora los inversores a más de un año no conciben nada, hoy todo el mundo desde se casa tiene casi las mismas prestaciones técnicas o tecnológicas que un broker desde su despacho financiero, ahora el plazo se ha comprimido al máximo, lo importante es la rentabilidad.

Por ello han venido introduciéndose productos financieros hiper-mega-supra-super apalancados que se colocan  gracias a un escaso margen de garantías donde el tiempo en cartera de los mismos está altísimamente penalizado.

3. LA INTRUSIÓN DEL DERIVADO FINANCIERO Y LA CONVERSIÓN DEL MERCADO EN CASINO ON LINE

Los intermediarios financieros especializados y creadores de mercado en materia de derivados han crecido exponencialmente fabricando productos referenciados a lo que sea, donde sea y por lo que sea todo ello asequible a todo tipo de bolsillos. Ya no hace falta el nominal de la acción para nada de nada con unos cientos de euros se juega cuando antes nos costaba miles.

Esto hace que el precio sea maleado por intereses contrapuestos entre los creadores de mercado y sus propios clientes, juego del ratón y el gato que se ve claramente en el fluctuar de las cotizaciones donde ya manda más los sistemas automáticos de trading que los consejos del análisis técnico y fundamental tradicional.

Si a esto sumamos que por el apalancamiento los inversores que ya se convierten automáticamente en especuladores no tienen cuenta de valores sino cartones de bingo o cartas de una baraja virtual, la negociación de acciones se convierte por ende en totalmente obsoleta o anacrónica.

4. AUMENTO DE LA GESTIÓN PASIVA POR EL FRACASO DE LA ACTIVA

Los inversores y especuladores creen a la vista de resultados y rentabilidades obtenidas por el sector gris, es decir por los profesionales de las finanzas que lo mejor es pasar de ellos y comprar directamente el selectivo de un país, un sector mercantil, una materia prima, una divisa o un recurso natural a través de productos ideados y fabricado para ello como los ETFs.

La realidad les da la razón menos del 20% de los gestores activos baten a los indices de referencia, es decir si actúan en empresas españolas , el Ibex los supera, si con RV USA, RV EUROPA , si con Emergentes, si con BRIC los selectivos los superan, si actúan con acciones sobre sectores, los indices sectoriales los superan, es decir, ¿para qué comprar acciones si se puede actuar en índices que son más baratos y superan en más del 80% de los casos a los gestores activos profesionales?

5. LA CRECIENTE LUDOPATIZACIÓN

Hoy el 99.9% de los usuarios de los mercados financieros no invierten, no interesa que lo hagan, se penaliza si se hace, no renta a nadie que alguien mantenga su dinero metido en una acción o cartera de acciones a la espera de dividendos con su interés compuesto y el ascenso de su cotización por el mero paso del tiempo. Lo que renta, interesa y fomenta es la actividad, que todos seamos realmente jugadores de una gran partida global en muchos frentes abiertos localmente.

A cualquiera se le presta cantidades ingentes de dinero para que opere en los mercados financieros si le va bien se hace rico si le va mal se puede perder todo su dinero en cinco segundos. Todo esto crea un arquetipo colectivo o un avatar personal altamente mitificado al que todos queremos llegar, vivir sin trabajar, trabajar en lo que nos gusta, ganar fácil y estar instalados permanentemente en el éxito personal y profesional.

La realidad obviamente es muy distinta, como pasa en el juego es uno el que gana y los demás pierden.

Mi resumen final que operar con  acciones son un producto en obsolescencia y anacrónico que afortunadamente el sistema financiero y mejor aún la legislación financiero  ha colaborado enormemente en destruir, si os fijáis bien mirad quienes son los que abogan, gustan, proponen, fomentan y tratan de rescatar el viejo sistema de compra hoy para vender mañana ¿quienes son? pues mucho me temo que si los cogemos a todos y sacamos factor común  son:

a. Profesionales que están perdidos en el día a día del mercado porque este se los ha comido.

b. Profesionales que tienen control emocional cero en momentos de máxima volatilidad de mercado.

c. Profesionales que les gusta vivir de la comisión fija y periódica que les proporciona el cliente con independencia de la rentabilidad obtenida.

d. Profesionales que les gusta el fundamental porque así tienen tiempo para todo y presión para nada

e. Profesionales que esperan a  la rentabilidad porque serían masacrados si salen a buscarla.

f. Profesionales que creen que el tiempo y los dividendos (interés compuesto) son los dos grandes pilares del éxito bursátil

g. Profesionales que temen al derivado como los niños al hombre del saco.

h. Profesionales que piensan primero en si mismos y luego en el cliente.

i. Profesionales que establecen como buen resultado batir la inflación, la renta fija o el mismo mercado.

No sigo para no aburrir y nadie por favor vaya a darse por aludido ni este artículo base de cátedra ni de aleccionamiento de nada a nadie, no es más que una opinión personal malamente ordenada, brochazos al aire de realidad financiero-bursátil,  para mi desgracia profesional (y la de colegas del sector) estoy condenado a ganar porque si no lo hago  los clientes de esta casa se van.

Igual en el fondo no se si es hasta envidia lo que siento por no ser un gestor de capital  (cosa que he rechazado y vengo rechazando) que pase lo que pase tenga su sueldo garantizado y que lo único que tenga que hacer es meter clientes dentro de una cartera de activos para que mi sueldo sea cada vez mayor con total independencia del dinero que rente la misma a través del tiempo,  viviendo sin estrés ni mayores preocupaciones porque claro amigos si ganando nadie cierra un fondo si pierde lo tiende a cerrar menos salvo que tema por su ruina (que es justo cuando se producen los suelos de mercado)

 

Los comentarios están cerrados.