¿Puede la corrupción llevarse por delante a Rajoy?

Hace poco, en círculos restringidos, Rajoy explicaba: “Hace unos meses, me daban por muerto políticamente. Y muchos me decían que tenía que irme a mi casa. Ahora, prácticamente el único de los políticos europeos que permanece y tiene un futuro tranquilo soy yo. Basta mirar a los otros países” … así recordaba en privado entonces los casos del francés Hollande, del británico Cameron y del italiano Renzi, tres líderes que estaban de salida.

Ahora fuentes con acceso a La Moncloa indican que el Gobierno constata que el estallido de la corrupción –la citación en la Audiencia Nacional por primera vez de un presidente del Gobierno y la mediática detención de una figura del rango de Ignacio González– están dañando nuestra imagen en el exterior. Aunque en publico indican no creer que éstos últimos casos afecten los pactos realmente importantes y decisivos para la legislatura, internamente altos cargos del Gobierno admiten que existe preocupación, incluso ven en peligro la legislatura.

El problema es que a nivel internacional se palpa un ambiente extraño al mencionar España; Los inversores internacionales comienzan a dudar de la continuidad de Rajoy como presidente, e incluso el gobierno ha constatado esa incertidumbre en su último viaje comercial a Brasil como pueden leer en éste interesante articulo en su fuente completa pulsando aquí.

Los comentarios están cerrados.