Renta Fija Indexada a la inflación

Renta Fija – Blanca Barón

Noticia: Ayer el gobierno español emitió 5.000M de € de deuda ligada a la inflación, aprovechando que la prima de riesgo española cayó en 20p.b después del resultado electoral francés del domingo.

¿Qué es la deuda española indexada a la inflación? Es deuda de riesgo mínimo, ya que está garantizado por el gobierno español, con el objetivo de proteger al inversor de la inflación. En España son bonos a 5 ,10 y 15 años.

 ¿Cómo funciona?

Funciona igual que un Bona y Obligación del Estado , también está sujeto a la legislación española.La diferencia básica recae en el principal. En los bonos nominales el cupón es fijo, calculado como porcentaje del principal que se haya invertido. Cuando el bono nominal vence, cobraremos el cupón de ese periodo más el principal que invertimos.

En el caso del bono indexado en la inflación, el cupón también es un porcentaje fijo del principal invertido, pero en este caso, el principal va aumentando a medida que sube la inflación, por lo que la cantidad de cupón cobrada también se irá haciendo más grande. Es decir, el tipo de interés intrínseco del bono no varia, es el principal que se va haciendo grande. Cuando el bono vence, cobraremos el cupón que nos toca por dicho periodo más todo el principal invertido y acumulado, que no es nada más que el principal que invertimos más la subida de la inflación. Como resultado, es un bono que no ha protegido de la inflación.

Por tanto, ¿Cuál es la rentabilidad?

La rentabilidad que sacamos es el interés fijo del cupón, porcentaje fijo sobre el principal ajustado a la inflación. Además ganamos este ajuste del principal a la inflación. El índice que coge es el IPC armonizado – excepción tabaco – que publica cada mes el Eurostat. Al principio el cupón cobrado será más pequeño que en los bonos nominales, pero se irá haciendo más grande a medida que aumente la inflación.

 ¿Qué pasa en caso de deflación en algún período?

El principal tiene un suelo que no deja que la inversión sea menor a la inversión original. El cupón no puede ser negativo, y en caso de que la inflación fuera siempre negativa durante la vida del bono, nunca nos devolverían menos del capital invertido. Eso si, si quisiéramos venderlo antes de vencimiento perderíamos capital ya que el bono habría bajado de precio.

¿Por qué se habla tanto de ella últimamente?

En 2014 el Tesoro inició su primera emisión de deuda indexada a la inflación, por lo que es un producto bastante novedoso en este país. Además, como las expectativas para la inflación han sido y son positivas, ha acaparado más atención recientemente.

¿Cómo puede adquirirse?

La mejor manera de adquirir este tipo de bonos es a través de fondos de inversión ya que la mayoría de emisiones no son accesibles para los particulares.

¿En que deberíamos fijarnos a la hora de invertir con ellos?

Fijaros en que lo importante para este activo no es la inflación en si misma, sino la expectativa de la inflación. Por ejemplo, en el caso de esta última emisión a 10 años de bonos ligados a la inflación, el tipo de interés medio ha sido del 0,11%. Las últimas obligaciones españolas a 10 años emitidas este martes pasado tuvieron un tipo medio del 1,683%. Por tanto, la expectativa de inflación a 10 años se sitúa en el 1,57%. Si nosotros creemos que la inflación será superior a esta expectativa, seria un buen producto para comprar. En caso contrario, no.

Los comentarios están cerrados.