Es muy difícil de entender si no hay nada que esconder

Nuestro compatriota Ignacio Echevarría murió por ayudar a los demás, un héroe anónimo cuyo gesto tiene que formar parte de nuestra memoria eterna tanto para los londinenses como para los españoles, un cuadro, una escultura, un icono, un pabellón, una calle, una plaza para por siempre tener presente su nombre, su existencia y su gesta. Gracias Ignacio has colaborado a aumentar y perdón por la expresión “la marca España”.

Si una persona muere asesinada por terroristas islámicos a la familia se le entrega el cuerpo de su ser querido a la mayor brevedad posible junto con los informes forenses y legales obligatorios al efecto para poder repatriar el cuerpo a la mayor brevedad posible a España y a su localidad de resistencia familiar para su velatorio y sepelio.

No entendemos como a este ciudadano español se le tiene donde se le tiene, a la familia no se le ha permitido ver al cadáver en tantos días y cuando lo han permitido a través de un visor, entenderíamos esto si el cuerpo presentase un estado deplorable pero se dice que fue apuñalado, no presentaba problemas de identificación y el protocolo de permitir sacar el cuerpo del Reino Unido el martes próximo  (aunque la familia hundida lo acepta todo y da gracias a todo el mundo por sus muestras de dolor y condolencias) a muchos nos parece una sinvergüenzada sin parangón y una falta de respeto a la familia del héroe español execrable y por supuesto condenable y  denunciable, pero claro ellos no están para esto ahora.

Si esto pasa con un británico, un europeo o un estadounidense en España se les cae el pelo a las autoridades españolas eso no lo dude nadie. Y cuidado que esta ocasión ha tenido que mediar el gobierno español para acelerar los protocolos porque si no fuera así desde luego a la familia aún la tienen a las puertas de la morgue de la capital londinense. De haber sido inglés desde luego habría sido ya enterrado con honores.

Comentarios

Es muy difícil de entender si no hay nada que esconder — 6 comentarios

  1. As Pontes de García Rodríguez pondrà su nombre al parque en el cual jugaba de pequeño cuando su padre trabajaba en la planta que Endesa tiene allí.
    Bonito gesto y crítica constructiva a todos aquellos políticos y protocolos que quizàs haya que revisar en este tipo de casos pues ni es de recibo ni mucho menos justo como se ha tratado a esta familia.
    Un saludo.

  2. Pues aplicando el postulado de "la navaja de occam", me da a mí que es posible que no solo hubieran marcas de arma blanca en el cuerpo. Sino, como bien dices, ¿qué hacen que todavía no han permitido a la familia trasladar el cadáver?
    Y más sospechoso todavía; viendo la efectividad de la policía británica para reducir a los terroristas lo ineficiente que ha sido para descubrir al español desaparecido.
    Lo dicho, todo esto huele muy mal y con unas elecciones celebradas.

    • No se puede acusar de nada a nadie ni de esconder nada ni de incompetencia … pero un tema de estos requiere la mayor de las urgencias y claridades al menos para la familia es su derecho más básico a que se le entregue a la mayor brevedad posible el cuerpo de su ser querido distinto fuera un accidente de estos trágicos o víctima de una bomba que todos hubiésemos entendido y la familia primero que lleva un tiempo .. pero tal como acontecieron los hechos y causas de la muerto. Por el amor de Dios me vuelvo loco vamos .. tiro la puerta abajo … me tienen que meter en el calabozo Andreu o meterme un tranquilizante para elefantes… vamos … pasa eso aquí y en horas está un avión esperando féretro en Torrejón de Ardoz.

  3. Sus amigos dicen que en los primeros momentos se enfrentó a los tres terroristas a la
    vez.Mi mas sincero apluso y agradecimiento a él y a toda su familia por su saber estar y su buena educación.

    Descanse en paz

  4. Vamos a esperar a que regresen a España y acto seguido que el gobierno español EXIJA al gobierno burócrata inglés una disculpa a la familia y a todas las familias de las víctimas cómo a la que han encontrado DÍAS DESPUÉS flotando en el Támesis