Actualizando a Peter Lynch

Peter Lynch ya es un señor mayor con el que debemos tener varias cosas: primero respeto, segundo  aprender de su experiencia y tercero liquidar lo obsoleto de su pensamiento financiero. Lo primero y segundo lo hago de antemano y vaya mi veneración por delante porque es un grande y un maestro  dentro de la gestión de capitales. Vaya a creer nadie que me creo quien no soy ni  pone puntos sobre ies un don nadie como servidor.

Peter Lynch para quien no lo sepa  (nacido el 19 de enero de 1944) es un empresario e inversor estadounidense. Como gestor del fondo Magellan en Fidelity Investments consiguió una rentabilidad anual media del 29,2 % entre 1977 y 1990,2​ más que duplicando al S&P 500 y convirtiéndolo en el fondo más rentable del mundo.3​ Durante este tiempo sus activos bajo gestión pasaron de 18 millones de dólares a 14 000 millones.4​ También ha sido coautor de varios libros y trabajos sobre inversión y ha popularizado ideas y términos sobre estrategias de inversión modernas como «invierte en lo que sabes» o «ten bagger». Lynch ha sido descrito como «leyenda» debido a sus resultados por los medios de comunicación financieros4​5​ y por Jason Zweig en 2003 en la reedición del libro El inversor inteligente, de Benjamin Graham.3​ (fuente wikipedia)

1.- Invertir es divertido, emocionante y peligroso, si no haces los deberes.

Invertir y/o especular no debe ser más que un trabajo metódico y sistemático.

2.- Tu ventaja como inversor no es algo que obtengas de los expertos de Wall Street, es algo que ya tienes. Puedes superar a los expertos si utilizas tus aptitudes para invertir en compañías o en sectores que ya entiendes.

Puedes ganar al mejor experto simplemente no haciendo nada o indexandote al índice que más conozcas porque el  selectivo de un país es el mejor fondo de inversión de ese país.

3.- Durante las tres pasadas décadas, el mercado de valores ha estado dominado por inversores profesionales. En contra de lo que la gente piensa, esto facilita las cosas al inversor amateur. Puedes batir al mercado ignorando a la manada.

El mercado ha pasado a funcionar por software y algoritmos que modulan todos los tableros de los mercados organizados de todo tipo de activos, tienes que tener un criterio máquina para ganar dinero, la inversión tradicional está cayendo en la obsolescencia, los mismos gestores de fondos han destruido su propia industria tanto por el abuso a sus  clientes  como el  expolio de sus  capitales de forma directa e indirecta.

4.- Detrás de cada valor hay una empresa, entérate de qué está haciendo.

Detrás de cada empresa solo hay especuladores tratando de hacerse el día a costa de quien pase por allí.

5.- A menudo, no hay correlación entre el éxito de las operaciones de una compañía y el éxito de sus acciones en bolsa durante algunos meses, o incluso años. Pero a largo plazo, hay una correlación al cien por cien. Esta disparidad es clave para ganar dinero; ser paciente y comprar en compañías de éxito tiene recompensa.

El largo plazo no garantiza nada a nadie. Lo bueno o bien gestionado es bueno a todos los plazos así como lo malo o lo podrido.

6.- Tienes que saber lo que tiene y por qué lo tiene. “Esta empresa está tirada” no cuenta.

El precio de una acción no es más que una trampa para cazar a quien no tenga  una estrategia.

7.- Los disparos a larga distancia casi siempre fallan su objetivo.

Y los de corta también.

8.- Comprar acciones es como tener hijos, no tengas más de los que puedas cuidar. El inversor a tiempo parcial probablemente tenga tiempo de seguir entre 8 y 12 empresas. No tiene por qué haber más de cinco compañías en cartera al mismo tiempo.

Muchas carteras con  muchos valores podrían ser aunados en dos, en un producto de renta variable y otro de renta fija ¿para que más rollos y cuentos para justificar comisiones y una gestión inexistente por parte de gestor/a?

9.- Si no encuentras compañías que te parezcan atractivas, deja el dinero en el banco.

Lo atractivo de una compañía es el mismo que el de una persona, su físico, el físico de una empresa o activo cotizante es su gráfico, sus números y ratios lo que tiene dentro, cuando nos gusta una chica/o no le hacemos un análisis de sangre.

10.- Nunca inviertas en una empresa cuyas finanzas no entiendas. Las mayores pérdidas vienen dadas por compañías con malos balances. Mira siempre el balance para saber si una empresa es solvente antes de arriesgar tu dinero.

Si nadie sabe de bolsa nada, siguiendo esta instrucción los mercados financieros no existirían, si cometen errores garrafales los grandes gurus y expertos no vengan a dar estos  clases de gestión financiera a los legos.

11.- Evita las acciones de moda en industrias de moda. Las buenas compañías en industrias poco de moda y sin crecimiento son consistentemente las ganadoras.

Hay que buscar la rentabilidad allí donde esté, tanto al alza como a la baja, la rentabilidad es ganar y se puede ganar de tres formas comprando cuando sube, vendiendo cuando baja y no haciendo nada si el mercado se queda lateral.

12.- En las pequeñas compañías es mejor esperar a que sean rentables para invertir.

Cuando una compañía demuestra que vale y es rentable ya es demasiado cara.

13.- Si estás pensando en invertir en una industria con problemas, compra empresas con capacidad de aguante. Espera también a que la industria muestre síntomas de recuperación.

Si inviertes en una industria con problemas comprarás estrés y ansiedad. Así que si te metes en algo a pillar un rebote lo consigas o no sal lo antes posible.

14.- Si inviertes 1.000 dólares en una acción, eso es todo lo que puedes perder; pero si eres paciente, con el tiempo, puedes llegar a ganar 10.000 o incluso 50.000 dólares. Un inversor amateur puede centrarse en unas pocas buenas empresas, mientras que el gestor de fondos está obligado a diversificar. Si tienes demasiadas compañías en cartera, pierdes la ventaja de la concentración.

NI el tiempo ni la diversificación dan dinero, este solo lo da el trabajo diario, por eso invertir y especular es un trabajo profesional, los gestores de fondos no viven de sus ganancias, viven de sus clientes.

15.- En cada industria y en cada país, el observador amateur puede encontrar compañías de gran crecimiento mucho antes de que los inversores profesionales lo hagan.

La bolsa tiene de grande que hace al lego experto y al experto en lego.

16.- Una bajada en la bolsa es algo rutinario. Si estás preparado, no te pasará nada. Una caída del mercado es una gran oportunidad para comprar las gangas que han vendido los inversores que huyen de la tormenta en medio del pánico.

Una bajada de bolsa es una oportunidad única para ganar dinero y además rápido vendiendo activos al descubierto usando con moderación y mesura productos derivados, el apalancamiento bien usado es el dinero del pobre, mal usado el camino más directo a la ruina.

17.- Todo el mundo tiene la capacidad intelectual para ganar dinero en bolsa. Pero no todo el mundo tiene el estómago que hace falta. Si eres susceptible de venderlo todo en mitad del pánico, deberías desechar por completo la bolsa y los fondos de inversión.

En Bolsa solo hay que estar en la misma dirección que el dinero, pero el dinero tiene distintas direcciones según el plazo temporal en el que se opera. Se puede estar vendido a corto plazo y comprado a largo plazo perfectamente gracias a la multitud de productos financieros que ofrece el sistema.

18.- Siempre hay algo de lo que preocuparse. Evita las preocupaciones menores e ignora las predicciones pesimistas de los medios. Vende tus acciones cuando los fundamentales de la empresa se hayan deteriorado, no porque el mundo se venga abajo.

Hay que vender cuando se gana he visto muchos fondos tirados a la basura porque sus inversores no vendieron ganando mucho  porque esperaban ganar mucho más.

19.- Nadie puede predecir los tipos de interés, el rumbo que tomará la economía o el mercado de valores. No prestes atención a esto y céntrate en lo que realmente está pasando en las compañías en las que has invertido.

Los precios tienen comportamientos y pautas predecibles porque no son más que el estado anímico de los inversores en un momento dado, controla el sentimiento y vivirás de la Bolsa (he dicho vivir no hacerse rico)

20.- Si analizas diez empresas, encontrarás una cuyo historial es mejor de lo esperado. Si analizas cincuenta, encontrarás cinco. Siempre hay sorpresas agradables en el mercado, empresas cuyos méritos han pasado desapercibidos por Wall Street.

Si analizas muchas empresas te darás cuenta que todas se pueden simplificar en una para qué comprarlas todas si las puedes comprar todas usando solo una; el índice.

21.- Si no analizas ninguna compañía, tendrás la misma suerte invirtiendo que jugando al póker sin saber cuáles son tus cartas.

La bolsa es una partida de ajedrez no una jugada de baraja, en el ajedrez se ataca defendiendo y se defiende con vistas a un futuro ataque.

22.- El tiempo está de tu lado si tienes acciones de empresas superiores. Puedes permitirse ser paciente.

Solo te puedes permitir ser paciente si cuando baja el mercado ganas si no lo haces te echan aun tengas de lo bueno lo mejor.

23.- Si tienes estómago para la bolsa, pero no tienes el tiempo ni la predisposición, invierte en fondos de inversión. Es una buena forma de diversificar. Deberías buscar distintos tipos de fondos, con gestores que sigan distintas filosofías: crecimiento, valor, pequeñas empresas, grandes compañías, etc. Invertir en seis fondos al mismo tiempo no es diversificar.

No diversifiques ni compres fondos de inversión porque lo único que haces es darle de comer al gestor, usa  índices (gestión pasiva)  el 80% de los gestores expertos no los superan con sus fondos.

24.- Entre los mayores mercados de valores del mundo, el estadounidense se sitúa en la octava posición en rentabilidad durante la última década. Puedes aprovechar las economías emergentes de rápido crecimiento invirtiendo una porción de tus activos en fondos extranjeros que tengan una buena trayectoria.

Hay que estar donde está la tendencia sea alcista o bajista todo lo demás es perder tiempo, nervios y dinero.

25.- A largo plazo, una cartera de acciones bien escogidas y/o fondos de inversión, siempre superarán los resultados de una cartera de bonos o una cuenta monetaria. A largo plazo, una cartera de acciones mal escogidas no será más rentable que dejar el dinero bajo el colchón.

Lamentablemente nunca sabe nadie lo que es barato o caro, bueno o malo en Bolsa, si no de qué y por qué iban a trabajar los gestores de fondos y su banco  para usted. Por favor no sea idiota, el negocio de la bolsa es sacarle su dinero a base de comisiones el mayor número de años posible, por eso le dicen que invierta a largo porque a corto  a ellos no les interesa.

FUENTE : WWW.FINANZAS.COM (los 25 postulados de Peter Lynch)  en negrita comentarios de servidor 

 

Nota del autor: cuando cursaba el Master habían ejercicios donde se nos ponía un corolario o decálogo de esos típicos y tópicos  y se nos pedía  construir otro oponiendo su contrario para autodemostrarnos que no se puede ser categórico ni taxativo en cuestiones de gestión financiera de capitales. En inversión y especulación financiero-bursátil la verdad no existe hasta que te la fabriques o te la inventes.

Me explico con su Verdad Buffett, Soros …. se han hecho ricos y han triunfado, pero muchos inversores y especuladores se han arruinado siguiendo la verdad de ellos, esto es del todo lógico porque si no fuera así hacerse rico simplemente consistiría en ejecutar diez dichos bursátiles, es decir todos seríamos ricos gracias a la Bolsa.

La bolsa a fin de cuentas consiste en que te construyas o inventes tu propia verdad para  poder detraer una renta de forma constante, periódica o espóradica del mercado, pero claro con la condición de que no pierdas todo o gran parte de tu dinero en el trayecto.

Así pues haced el mismo ejercicio que servidor hoy, pillaros decálogos y dadle la vuelta no importa el nombre del autor la verdad no es patrimonio de nadie “afortunadamente”.

 

Los comentarios están cerrados.