Sacar a Zapatero del poder aunque el precio sea España

Anargari – Bolsacanaria

Esta semana España estuvo a punto de entrar en caos político y económico y quebrar como lo ha hecho Grecia recientemente, no haber sacado adelante el paquete de medidas propuestas por el Gobierno Socialista habría traído consecuencias incalculables aparte de una caída bursátil  que probablemente sería histórica por el terremoto que hubiera producido en todas las empresas cotizantes en este país.

Europa nos hubiera retirado todo tipo de apoyos, las agencias de rating bajado nuestra calidad de deuda, subido el riesgo-país, nos hubiéramos ganado las criticas salvajes y ninguneantes  de este y del otro lado del charco, y todo por sacar a Zapatero de la Moncloa, los Barones del Partido Popular habían decidido en conclave, con nocturnidad, premeditación  y alevosía asaltar el Palacio cambiando la abstención por el NO.

Con Génova se sabe hoy que se pusieron en contacto Zapatero en tono sumiso y suplicante de última hora, empresarios de reconocido abolengo e incluso partidos políticos europeos para que al menos del NO pasaran a la ABSTENCION para no provocar mayores males a los que estamos padeciendo, al final fue CiU quien accedió a asumir el rol de Salvador sin dejar de expedir una fuerte reprimenda al Gobierno con “un esta y no más”.

El día de la votación todas las miradas se dirigieron a Duran i Lleida e imaginamos tras su discurso que los Socialistas pudieron relajar su ritmo cardiaco y retención respiratoria, Rajoy como siempre inflando mandíbula porque otra vez creyendo muerto el adversario se le escapa vivo, y claro hoy también nos enteramos que políticos de relevancia europea lo han tachado de irresponsable.

Señores a fin de cuentas es que ha quedado claro  el fariseísmo y demagogia que practican unos cuantos, las medidas aprobadas son “la punta del ice-berg de lo que nos queda por ver” pero si es que de débiles ni se sostienen, es que son a todas luces insuficientes y resulta que La Oposición (y Los Sindicatos) ya está llorando  blandiendo derechos y poniéndose al frente como adalides del Pueblo para ya ir haciendo “caja electoral”.

Claro que no tiene la culpa de esta crisis ni los pensionistas, ni los asalariados, ni los funcionarios, pero de donde minora el Estado el Déficit que padece, el P.P. cree que hay otros caminos, y sin duda los hay pero pasan en primera instancia por los pensionistas, los asalariados y los funcionarios porque todas las medidas anticrisis pasan y pesan siempre sobre los mismos desde que el mundo es mundo.

Ya nos gustaría a todos ver a Rajoy como resuelve el tema sin tocar pensiones subiéndolas cada año, no tocar el sueldo  a los funcionarios y que los trabajadores no pierdan ni vean minorados sus derechos laborales, vamos eso es como curar un cáncer por imposición de manos, se puede, si, pero solo Dios o “un elegido”.

Esta semana lo correcto por parte de La Oposición hubiera sido la abstención, sabemos que los argumentos del NO eran para la galería pero que los antepusiera a España y a los Españoles con la que sabía que podría caer si CIU no se llega a abstener, es muy fuerte señores, repetimos si el grupo catalán no se apiada o se hace cargo de Zapatero o de la situación, hoy estarían temblando todos los cimientos de este país, se ha hecho un órdago y si Zapatero cae esta semana, esta semana habría caído España con él.

Zapatero como estadista y gestor es un cadáver, su equipo de Gobierno incompetente para poder llevarnos a buen puerto, encima es un grupo humano joven e inexperto, sin capacidad ni reflejo político, probablemente no agote ni la legislatura dado que si ahora está tocado, los próximos escollos acuerdo marco social para la reforma laboral y los presupuestos del Estando lo hundirán.

Lo triste va a ser ver como los representantes sindicales anclados en conceptos y preceptos de la España de la transición, enarbolando como arma  un estatuto obsoleto de los trabajadores y defendiendo unos derechos adquiridos imposible de mantener, va a ir a sentarse con una Patronal que representa a un empresariado asolado y descapitalizado por la última crisis inmo-financiera.

Si señores si, se van a sentar en una mesa el hambre con las ganas de comer, así de sencillo, y de esa mesa no va a salir nada de nada, por lo que claro, ambos dos se lavarán las manos en vinagre como Pilatos y dejarán que el Gobierno sea quien asuma el papel de malo y que resuelva la situación por “Decretazo-Ley”.

Luego claro, los sindicatos para no perder su rol social se esconderán detrás de los trabajadores a los que movilizarán en una Huelga General, porque claro, si hay decretazo y no hay Huelga General ya me diréis ustedes para que valen y se mantienen los Sindicatos, los empresarios abrirán las manos a ver que les dan por si pueden también por su parte rentabilizar la situación, pero eso sí, el “malo es el Gobierno”.

Por supuesto que La Oposición también estará ahí para electoralizarlo todo, inestabilizar todo lo que pueda y estorbar todo y más para que descarrile el Partido del Gobierno o se vaya proa al marisco forzándolo de nuevo a anticipar las elecciones, Zapatero se parece ya al último Adolfo Suarez acosado desde todos frentes tanto por activa como  por pasiva. Y a un servidor nunca le ha gustado que abusen del débil, del feo o del tonto. Lo he odiado siempre.

En España van a tener que introducir cambios estructurales inconcebibles y drásticos en muy poco tiempo, habrá dolor social y multitud de años de reivindicación laboral se tendrán que perder para volver a entornos donde al crecimiento económico no le quede más remedio que emerger, el Estado deber ser gestionado como una empresa, porque en realidad el Estado es la empresa para la que todos trabajamos, dejarlo en manos políticas debe ser también corregido.

Un servidor de ustedes  no es Zapaterista, ni Socialista,  ni mediopensionista, soy un autónomo que trabaja doce horas, no tengo sindicato ni sombra que me cobije,  carezco de casi todos los derechos laborales al uso por un simple peón de la construcción y si me pongo enfermo cogiendo una  baja tengo que seguir pagando el autónomo sin descuento alguno hasta que me cure o jubile (ya creo que ni eso dejarán hacer a los Autónomos).

Así que a estas alturas de la película por lo que a todos nos compete y afecte pediría cordura y racionalidad a los agentes sociales, separados no vamos a ningún sitio, y  tonterías por favor; las justas porque sacar a Zapatero del poder pasando de todo y de todos me parece que es mucho precio España y los Españoles  para tan poco beneficio como son dos hileras azules de sillones.

Antonio A. García Rivero