¿Una premonición? La selección ‘roja’ bursátil es más fuerte que la germana, pero menos segura

espaNa-e1278499254916% - ¿Una premonición? La selección 'roja' bursátil es más fuerte que la germana, pero menos segurawww.eleconomista.es  Virginia Martinez     Esta noche España vivirá un momento histórico en el mundo del deporte, como es jugar por primera vez en la historia la semifinal de un mundial de fútbol. Enfrente tiene a Alemania, un contrincante duro de pelar que ya ha acariciado el triunfo en varias ocasiones.

 Un encuentro que si se disputara teniendo en cuenta ratios bursátiles como la recomendación, rentabilidad por dividendo, PER y diferencial de riesgo volvería a dar la victoria a la roja, como ya ocurrió en la final del europeo donde entonces derrotó a la selección alemana.

 A pesar de los rumores que existen alrededor de la economía española, la bolsa posee muchas más oportunidades de compra que la alemana. Una jugada que permite a España adelantarse en el marcador. El principal índice español, el Ibex 35, cuenta con un 37 por ciento de valores en los que entrar, frente al 26,6 por ciento de valores que ofrece el alemán Dax. La alimentaria Ebro Puleva e Iberdrola Renovables son las compañías en las que el consenso de mercado, recogido por FactSet, recomienda de forma más contundente tomar posiciones y en el caso de la bolsa germana son la compañía sanitaria Fresenius Medical y la aerolínea Deutsche Lufthansa las que tienen este privilegio.

Sin embargo, es cierto que sólo cotiza en el parqué alemán una compañía ? el banco Commerzbank-con recomendación de venta. En algo se tiene que notar la fortaleza de la primera economía del Viejo Continente. Una fortaleza que, desplazada a los terrenos de juego, la ha permitido ganar en las fases anteriores a selecciones de la talla de Inglaterra y a la Argentina de Maradona. En España, son Bankinter y Sabadell las únicas compañías en las que los expertos se mantienen más negativos en cuanto a recomendación. Pero no es nada nuevo, ya que estos mismo valores fueron los que cerraron el pasado ejercicio con la recomendación de venta más contundente del parqué.

Una bolsa más rentable y barata

La consultora alemana Transfermarkt aseguró antes de que comenzara el mundial que la selección española sería la más cara para aquellos que quisieran hacerse con el equipo completo, ya que estimó una cuantía que ascendía hasta los 650.000.000 euros. En el caso del equipo de Klose -que lucha por convertirse en pichichi de la competición-, Ozil y Schweinsteiger la cifra no superaba los 300.000.000 euros. En el parqué la cosa es distinta, afortunadamente para los inversores españoles, ya que la media de la bolsa española es mucho más barata que la alemana.

El consenso de mercado, que recoge FactSet, estima que el selectivo español cotiza a un PER -número de veces en que el beneficio está recogido en el precio de la acción- de 12,5 veces, frente a las 23,7 veces a las que cotiza de media la bolsa alemana. En el caso español, BBVA, Caixa y Santander son las tres compañías más baratas al contar con un PER inferior a las 8 veces. Aunque hay que destacar que casi la mitad del índice cotiza a un PER de un solo dígito. Por su parte, las compañías más baratas por PER en el Dax alemán son Deutsche Bank, la aseguradora Allianz y RWE.

Asimismo, la bolsa española cuenta con otro atractivo más: su política de dividendos. Y es que el Ibex 35 presenta una rentabilidad por dividendo media de 4,75 por ciento, gracias sobre todo a valores como Telefónica y BME, cuya rentabilidad oscila en el 9 por ciento. En el equipo germano, por su parte, la rentabilidad media es de 2,79 por ciento. La teleco Deutsche Telekom y las utilities E.ON y RWE ofrecen las rentabilidad por dividendo más suculentas, aunque en ninguno de los casos alcanzan el 7,5 por ciento.

Las dudas de España

Pero cuidado. No se deje llevar por la emoción. Los jugadores (valores) de España se encuentran en peores condiciones físicas para alzarse con el triunfo tanto por la evolución que tienen en el parqué como por el diferencial de sus bonos con respecto al alemán (de referencia por ser el más estable). Y es que los valores españoles arrastran el cansancio de una temporada llena de complicaciones que surgieron a raíz de la crisis griega y del posible contagio a los llamados países PIGS. Por ello, mientras que el Ibex 35 se deja en lo que va de año cerca de un 20 por ciento, la caída del principal indicador alemán-Dax- no alcanza ni el 0,5 por ciento.

En cuanto al diferencial de riesgo, Alemania cuenta con las condiciones necesarias para meter un gol a España. El bono alemán a diez años ofrece una rentabilidad del 2,58 por ciento, frente a los 4,67 por ciento que rentan los españoles. Así, en estos momentos el diferencial se sitúa en los 209 puntos, la cota más alta desde que el pasado 17 de junio alcanzara los 211 puntos.

Advertisements