Fin de día

Jornada de más a menos, empezamos confirmando el buen tono y continuidad alcista de la semana pasada y cerramos la sesión poniéndolo todo en duda con un cierre en 8860 (-1.25%), si mañana perdemos los 8.800 nos podrían tirar a 8.600 u 8500 con total facilidad a nada que nuestra Banca apoye la bajada.

La dilución de hoy parece que viene de la mano de las palabras de Merckel en Berlin diciendo que nadie espere grandes logros tras la cumbre del próximo fin de semana, mucho nos tememos que la renta variable opte por esperar corrigiendo hasta ver cerrada la cumbre que esperar subiendo descontando espectacularidades.

En otros mercado hoy hemos visto: al euro jugando entre 1.37 y 1.38, pérdidas moderadas en metales y energía y ganancias para Bonos que suponemos serán los máximos beneficiados de esta semana si mañana confirmamos la corrección iniciada hoy.

Un saludo desde las trincheras.

Antonio A. García Rivero.