No somos gallinas ponedoras

Me refiero a que ¿por qué no considerar que el ser humano está por encima de un pequeñísmo ahorro económico? y por tanto las normas han de ser para nuestro bienestar, y no al revés.
Estamos, todos, sufriendo las consecuencias de un CAMBIO HORARIO. Tengo un bebé, y está trastocado, pero los adultos también.
¿Y esto para qué? Para que el Estado, ahorre.
Sí, se  ha ahorrado estos meses de verano: pues por la tarde hay más personas despiertas que por la mañana, y aunque muchos cuando desayunan afirman que “era  de noche”, eso afecta a menos que los que por la tarde, no encendían la luz porque “se hace de noche más tarde” (ahora será justo al revés).
Eso ha sido hasta ahora. Pero, ¿cuánto fue dicho ahorro….? Parece ser que en el mejor de los casos, entre 40-60 millones de €.
Pues bien, si somos más de 40 millones de habitantes en el Estado, quiero “donar mi euro y medio” para que ME DEJEN LAS COSAS COMO ESTÁN.

No somos gallinas de puesta a las que haya que cambiarles el horario para que aumenten la productividad.

No, somos seres humanos.

El mediodía es a las 12. Así debe ser.

Por tanto, no sólo creo se debiera DEJAR DE CAMBIAR LA HORA EN VERANO, sino que se debe aplicar lo que ya en 1940 se dijo cuando se adelantó una hora el horario, (por medio de la Orden de 7 de marzo de 1940: (Véase:
http://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/1940/068/A01675-01676.pdf )
En su artículo 5 se establece que “Oportunamente se señalará la fecha en que haya de establecerse la HORA NORMAL”
(Las mayúsculas las añado yo para destacar, que desde entonces NO TENEMOS LA HORA NORMAL.
¿Qué esperamos para volver a tenerla?
¿Por qué seguimos aplicando una medida tomada en plena expansión del III Reich, cuando los deseos de Hítler eran aplicados en casi toda Europa, y el gobierno de Francisco Franco se avino con prontitud a hacer algo que satisficiera al Fürer? ¿Por qué seguir manteniendo eso hoy en día?

Esta noche hemos recuperado una de las dos horas perdidas en verano; recuperemos la otra Y DEJÉMOSLO SIN CAMBIAR , y GANAREMOS EN SALUD, que aunque sus condiciones de vida eran en general mucho peores, en ese aspecto, los horarios, sí nos aventajaban nuestros abuelos.

Ante las muchas dudas que me generan las próximas elecciones, daría mi voto al partido político que propusiera una medida tan SENSATA y SALUDABLE como esta, y que evitara esquizofrénicos cambios en el futuro. 

Quedando a la atenta espera de sus gratos comentarios, reciban un cordial saludo
Antonio Cardona

aquimismo

Advertisements