La última semana de un mes en que todo pudo ser peor

apertura13-250x405% - La última semana de un mes en que todo pudo ser peorLa semana pasada tuvimos el máximos histéricos e históricos  de nuestra prima de riego y Bonos (no vendíamos bonos tan caros desde 1997) pero la semana terminó bien, la tensión se alivió bastante la prima se desplomó y cerró bajo 500 y nuestro Ibex en máximos con el mundo exterior en contra. Ojo, el temporal amaina, la calma no ha llegado que España sea la próxima en ser rescatada está en todas las quinielas aquende y allende los mares.

Si hoy lunes tenemos palo bajista fuerte con una nueva BIG BLACK la cadencia sería perfecta ( big black cuatro sesiones alcistas y nuevo big black de confirmación) y el mensaje sería recibido por los inversores  como “de los 7000” no se pasa, por el contrario la rotura de este nivel implicaría que el IBEX tendría por objetivo continuar su actual pauta pullback a 7500.

La semana pasada se firmó por fin una primera inversión en crecimiento por 130 000 millones, Alemania exigirá una rápida unión fiscal, política y bancaria sobre todo esta última donde el BCE pasaría a ser el gran supervisor, desde luego servidor vota SI a esto a la vista del gran agujero que permitió abrir el Banco de España en este país.

Ahora bien, los griegos piden ahora aplazamiento de dos años en la agenda de sus compromisos con la troika, esto puede colmar la paciencia del más santo, en Alemania como Merkel acepte la prorroga se le tiran encima, además si se le permitiera salir de la Eurozona a Grecia con el compromiso de mantener el euro como moneda oficial sería una solución bendecida por todos e incluso también por los mercados, ningún país de la eurozona quiere realmente a los griegos dentro de la misma en sus actuales condiciones, si se fuera sería una incertidumbre liquidada, aunque claro, para los griegos una catástrofe de repercusiones insondables.

Pero ojo las proyecciones de una Grecia fuera del Euro implicaría un costo muy superior al de tenerla dentro del seno de la Unión, es decir el remedio es mejor que la enfermedad, mantenerla es más barato que segregarla o dejarla marchar aunque sea voluntariamente.