A los índices español e italiano no les ha gustado la decisión del BCE o lo que hay detrás

Advertisements