Nadie reconoce nada ante la comisión parlamentaria por el caso Bankia

Una palabra: INTOLERABLE

Dos palabras: NOS TIMARON

Tres palabras: ME DA ASCO.

Cuatro palabras : SE RIERON DE NOSOTROS

Un agujero negro incomensurable de capital que ha tenido que poner corriendo y deprisa el Gobierno a cargo del erario público para que no quebrara el Grupo y no causara un colapso financiero que diera pie a un “corralito” y ahora nadie sabe nada, todo el mundo lo hizo bien, todos obedecían un plan, nadie se reconoce culpa personal alguna, todos se esconden bajo las condiciones reinantes en los mercados financieros, y en todo caso cuando alguno se vio acorralado puso el ventilador en marcha o le echó la culpa a otro, pero él no, el santo para los altares y para la historia.

Esto es un escarnio, esto no puede quedar impune de esta manera, hay indicios de cómo mínimo, mínimo, mínimo negligencia profesional con resultado de ruina y defectos manifiestos en la gestión del patrimonio de una empresa, así como de Supervisión y Regulación, por lo tanto con solo dimitir no basta para depurar responsabilidades, es que por esa regla de tres mañana tendrían que cerrarse o no admitir a trámite en los juzgados decenas de miles de expedientes de delitos societarios.

 

Advertisements