Las estacionalidades para la inversión en commodities

Bolsacanaria, material didáctico de fuentes externas.-

En temas de mercados financieros no hay leyes ni normas fijas de oblilgado cumplimiento, en temas de renta variable nos movemos siempre por probabilidades de que se produzca algo en una determinada dirección según la estación o mes del año en cuestión, comprar en Octubre y vender en Mayo no es ley, ni norma bursátil pero suele funcionar, si suben Bolsas pues en los meses de Junio a Septiembre lo mejor es estar en liquidez  o comprados en el mercado de Bonos (Bund, Bond, Notes..), lo que si suele funcionar por estaciones son los productos agrícolas, ganaderos y energéticos.

Os extraigo un resumen de

http://www.eleconomista.es/materias-primas/noticias/4191559/08/12/Las-claves-para-invertir-calendario-en-mano-en-las-materias-primas.html  Articulo que os recomiendo leer de la primera palabra a la última.

SOJA

Los futuros de la soja tienden a experimentar ascensos después de febrero, alcanzando sus precios más altos en junio y julio, como en este ejercicio, cuando se dan periodos de sequía. Fue precisamente el pasado mes cuando la soja estableció su actual precio récord en los 1.777,75 dólares por fanega. Durante el resto de los meses del verano, los precios bajan, puesto que comienza la época del sembrado. En cambio, cuando se producen inundaciones, los picos del precio de la soja se dan en los meses de noviembre y diciembre y a partir de ahí empiezan a descender.

MAIZ

Ésta puede ser dividida en tres temporadas: finales de primavera, cuando empieza la temporada de siembra; hasta mitad del verano, cuando los precios alcanzan su cénit hasta la cosecha y después de ésta. En concreto, es el mes de julio, porque es cuando casi todo el ganado ya tiene edad y el maíz se utiliza para alimentarlo, y hay incertidumbres respecto a la cosecha. Los precios se mantienen después de recogerse la siembra y, por lo general, suelen bajar en febrero.

GANADO/ MAGROS DE CERDO

Estos animales tardan en crecer alrededor de seis meses y sólo estarán listos para su comercialización cuando alcancen los 113 kilogramos de peso. Además, la producción de cerdos ocurre típicamente en la zona Medio Este del país. Esta materia prima experimenta una alta estacionalidad desde finales de febrero hasta mayo, porque las existencias de ganado porcino disminuyen, cuando los inversores lo adquieren por adelantado con vistas al verano. La cotización de los derivados del cerdo magro alcanzan su auge entre mayo y julio y posteriormente tienden a descender. Tanto el precio del maíz como el de la harina de soja también afecta al del cerdo, puesto que éstos suponen su principal fuente de alimentación.

GASOLINA

Los precios de los contratos de futuros de gasolina generalmente registran sus precios más bajos en enero, pero a partir de febrero se inicia un rally alcista en sus precios que se mantiene hasta el mes de mayo, que es cuando empieza la temporada en la que más se desplazan los conductores. Otros factores estacionales que afectan el precio de la gasolina sin plomo es la temporada de huracanes, que oficialmente va del 1 de junio hasta el 30 de noviembre.

Estas tempestades pueden afectar al suministro de este combustible y sostener e incluso tirar al alza su cotización hasta los meses de noviembre y diciembre. El motivo es que muchas de las refinerías que se encargan de producir esta materia prima se encuentran en el Golfo de México, una de las zonas en las que más se sufre el azote de estos fenómenos meteorológicos.

GAS NATURAL

Este combustible suele dar el pistoletazo de salida a la subida de sus futuros en los meses de marzo y octubre, ya que este carburante se utiliza tanto para el aire acondicionado como para la calefacción, con lo que su demanda y, por ende, su precio, experimentan rachas alcistas que suelen ir desde marzo hasta agosto y de octubre hasta enero.

ZUMO DE NARANJA

El resultado de las fluctuaciones del precio de esta materia prima durante el segundo semestre del año viene fuertemente condicionada por las previsiones que hacen los meteorólogos sobre la temporada de huracanes. No es para menos, ya que la mitad de la producción mundial de naranjas en el mundo se genera en Brasil y en EEUU (concretamente en el Estado de Florida). Dos zonas que se ven muy afectadas por la temporada de huracanes y cuya repercusión es muy dispar según la intensidad de las tempestades. En mayo, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica hace una estimación de las tormentas tropicales que se van a producir y de cuál va a ser su intensidad. Si se prevé una temporada de huracanes muy activa, tira al alza el precio del zumo de naranja ante la posible escasez de cítricos por la destrucción de cultivos por los fuertes vientos.
En cambio, si las previsiones indican baja intensidad de las tempestades el precio de la naranja y de sus productos derivados sufre correcciones ya que se prevé que la temporada de huracanes traiga un aporte extra de precipitaciones que permiten una mayor cosecha y, por ende, un incremento de la oferta.

 

Advertisements