En la nueva bolsa ni se invierte ni se especula, se juega ON-LINE

velas-1-250x211% - En la nueva bolsa ni se invierte ni se especula, se juega ON-LINEEn un  banner he podido leer publicidad de un creador de mercado que dice  ” gano 10.000 euros extras al mes” , “gano 1.000 euros en minutos sin levantarme de mi asiento”, en otro  “con lo que gano pago la hipoteca de mi casa”, “gracias  a lo que gano puedo viajar por el mundo” y otras frases por el estilo con un factor común: dinero fácil al alcance de todos sin necesidad ni de saber el ABC de la inversión y/o especulación bursátil.

Por favor nadie entienda que en Bolsacanaria vamos contra las empresas que hacen este tipo de publicidad, ellas están en todo el derecho de comercializar su oferta técnica y profesional  y captar a todo tipo de inversores (en realidad jugadores) como hacemos todos, pesonalmente siempre digo que no hay producto financiero malo sino mal utilizado.

Hay quien criminaliza a los warrants,  a los turbowarrants, a los binarios, a las opciones sea del estilo que sea, a los spread-bet, a los CFDs  e incluso  futuros porque son máquinas de arruinar a la gente por su apalancamiento, pero es que visto así los cuchillos y las hachas son armas pde destrucción masiva y no es precisamente así.

Lo que quiero  explicar es que el negocio bursáitl se desplaza peligrosamente hacia los formatos del juego on-line, se pretende convertir a la Bolsa en un casino  virtual donde ni se especule, ni se invierta sino que se juegue a cuanto más mejor y para atraer a los jugadores se emplee publicidad absolutamente ambigua en cuando a su contenido y sesgada en cuanto a su realidad materiial.

Este sueño en el que todos queremos participar y abrir la cuenta que haga falta lo antes posible para convertirnos en otro afortunado y poder decir lo mismo a nuestros amigos en el curro o en el bar desaparece al contacto con la realidad, lo más normal es que perdamos 10 000 euros al mes, que perdamos 1.000 euros en minutos sin levantarnos de nuestro asiento, que reduzcamos a la mitad nuestro patrimonio inicial en un mes y que no podamos pagar la hipoteca o viajar por el mundo porque con nuestro dinero lo harán otros por nosotros.

En seguida nos damos cuenta que lo que parecía el paraiso  de la eterna plusvalía es literalmente el infierno para nuestro dinero, en días nos hemos convertido en adictos del doble o nada, la adrenalina nos narcotiza y nos pone una niebla delante, todo lo que no sean ganancias de un 20% o un 30% diario nos parece basura, el número de operaciones crece a la misma velocidad que nuestro saldo operativo baja, cuando nos damos cuenta que ya nos vamos a ser el ganador de la portada del anuncio  y que no vamos  a poder presumir delante de nadie  queremos recuperar lo perdido para irnos cuanto antes y no volver.

A la semana, quincena, mes más tardar  la guillotina de la realidad nos ha cortado el cuello, nos hemos quedado sin nada (porque lejos de recuperar perdimos más)  y no tenemos a nadie a quien echarle la culpa ¿qué vamos a denunciar a la empresa creadora del mercado? ¿a su publicidad engañosa? ¿a su sistema y método especulativo? ¿a sus asesores y técnicos?, no podemos hacer eso porque el único culpable hemos sido nosotros junto con nuestra codicia y nuestra ignorancia.

El correcto uso de estos sistemas ultra-rápidos de especulación es dirigirse a ellos con una cantidad prefijada de antemano, escasa y que no nos suponga nada perderla en su totalidad, vamos lo que viene siendo nuestro Stop habitual en un valor del mercado, esto nos proporcionará mucho control emocional básico para entender el juego del creador, si somos capaces de mantenernos vivos y no perderlo todo como el 90%  (o más) de los particpes, seguir jugando siempre con la misma cantidad.

Si nos va bien no vamos a ganar todos los meses 10 000 euros, ni 1000 euros en minutos pero si 100 o 200 euros mensuales que bien vienen para nuestros gastos, y si nos va mal y lo perdemos todo pues nada, nos echamos la cuenta que compramos TELEFONICA y se nos ejecutó el STOP LOSS.

Estos creadores  tienen que mantener al 10% (o menos)  de los clientes a salvo para que estos atraigan más clientes si no se les muere el negocio, es como los futuros, warrants, etc … si nadie ganase en estos productos  financieros  habrían desaparecido de los mercados, el secreto está en convertirse pues en ese 10% (o menos) de afortunados  y si no se consigue abandonar perdiendo la mínima expresión.

Lo que si tiene que tener en cuenta el usuario o cliente de estos productos es que no está invirtiendo,  ni especulando; está jugando a cartas y esas cartas en vez de corazones, picas, treboles y diamantes son activos financieros, jugar no es malo, lo que es malo es creerse un jugador sin serlo. Perder es parte del juego, de todo jeugo,  perder todo nuestro capital en semanas o pocos meses es la penitencia por nuestra estupidez y codicia humana.

Ojo, no beatifico la Bolsa tradicional y demonizo la de última generación, en la tradicional pasa lo mismo no os vayáis a creer, que aqui por mucha formación y experiencia que tenga el inversor, especulador, asesor, consultor o el administrador de una web financiera no es licencia para nada y perjudicamos a usuarios y clientes con nuestras recomendaciones de actuación y ya si os contara  del sistema de banca financiera e inversión es para echarse a corrrer directamente.

Así que “ellos son los  malos” (los bróker on-line de apuestas sobre activos financieros) y “nosotros los buenos” (me refiero al sector tradicional desde Sociedades de Valores y Bolsa a páginas Web) es algo maniqueo, injusto y falto de verdad,  los empresarios de las nuevas empresas de Bolsa podrían poner mil ejemplos de mala praxis en los mercados tradicionales de todos  nosotros y con total razón, que os voy a contar que no sepáis tras este lustro ya negro para la Bolsa española donde nos han aplastado a todos los profesionales como cucarachas  desde la A a la Z porque aquí de perder y perjudicar a sus clientes  ” no escapa absolutamente nadie”.

En fin que son tiempos en que el inversor o especulador particular  debe formarse a sí mismo para poder autogestionar su capital de forma eficiente,  seguir órdenes enlatadas por SMS o  el encargo  de gestión discrecional a sociedad de valores y bolsa no están siendo fórmulas fiables, apostar por la nueva generación de productos financieros indexados al juego on line peor lo único que hace es acelerar el ciclo de vida del inversor.

El inversor debe aprender a moverse solo en el mercado con determinadas herramientas, aplicando un método especulativo, siguiendo un sistema organizado para abrir y cerrar posiciones y lo más importante de todo, jugar con lo que se puede dar uno el lujo de perder, cualquier otra cosa mucho me temo que está condenado al fracaso.

Advertisements