¿Y si la recuperación trae un escenario peor que el de la crisis?

caida y reboteRajoy no pudo aguantar hasta el dato de empleo y ya nos anticipó que será bueno, obviamente todo el ejecutivo saldrá a sacar pecho y “restregarnos” por la cara que las reformas del Gobierno ya van teniendo sus frutos  que poquito, que despacito pero que ya veremos que todo irá a mejor a lo que tratarán de unirle  un posible pacto para salvar no a España sino al   bipartidismo con el PSOE.

A Bruselas mientras habrá que ir dándole capotazos para que no se enfade con nuestro déficit y entre col y col una lechuga, haremos una de cada dos cosas que nos exijan una si  para que abran la mano y la otra no  para que los españoles no la cierren y se tiren a la calle como por ejemplo los portugueses que están hasta “el moño” de las exigencias de una troika que se pasa los derechos de los ciudadanos europeos con problemas por el arco del triunfo, tan mal está el tema en Portugal que si mañana hubiera un referéndum para abandonar el Euro ganaría el si por mayoría absoluta.

Lo malo de la recuperación española no es que será lenta y tortuosa, es que cuando venga muchos nos miraremos unos a otros y preguntaremos qué donde está, veremos en un futuro no muy lejano que el empleo mejora, el crecimiento aumenta pero nosotros estaremos peor que antes y durante la crisis porque nuestras condiciones socio-laborales serán las de subsistencia muy parecidas a las que había en la España de la posguerra.

En cristiano, que tanto durante como después de la crisis viviremos tiempos de plomo, plomo empresarial donde el abuso laboral quedará institucionalizado y autorizado por la Ley, la precariedad será la norma, trabajaremos todos por lo que sea, donde sea y cómo sea, en un trienio aprenderemos todos con sangre, sudor y lágrimas lo que es, será  y supondrá  “la desindexación” eufemismo de  la pérdida progresiva de poder adquisitivo de asalariados, funcionarios y pensionistas.

Volviendo a los mercados financieros creo honestamente que al capital se le está canalizando de nuevo hacia la renta variable, las IPFs no dan ni la inflación, los recursos alternativos para el capital son complicados, la renta fija es decir el mercado de Bonos (Tesoro Público)  dará rentabilidades muy similares a la inflación, la fórmula de inversión en vivienda para alquilar pasó a mejor vida, así que el dinero está volviendo a la Bolsa pero hay un problema que a los españoles el mercado español no le atrae, le gusta más el estadounidense o el europeo.

Pero eso sí, tampoco me creo eso de que ya hemos tocado fondo, habremos tocado fondo cuando nuestra prima de riesgo esté en zona 100  con carácter fijo¸ teniéndola a 300 no me lo creo ni harto vino, vamos y entre los análisis económicos de De Guindos y los de Roubini me quedo con los de este último. Además no estamos “en recesión” estamos “en depresión” con un 27% de paro que eso no lo llegó a tener EEUU tras 1929, llamar crisis a lo que viven los españoles es faltarles al respeto.

Si somos realistas tocaremos fondo el día que Berlín le suelte la mano del gaznate a los periféricos (entre los que obviamente está España), mientras siga con su política del “austericidio” simplemente nos asfixia, nos ahoga, si nos obliga a pagar la Deuda y a cortar el Déficit nos mata definitivamente, nos echa de la eurozona, lo de tocar fondo lo decide una troika que nos gestiona en la sombra.

Tocaremos fondo y emergeremos a la superficie cuando oigamos en los medios que España se beneficiará de programas de crecimiento, de financiación de activos, de acciones coordinadas de estímulo económico y empresarial, de planes de empleo comunitarios, cuando empiece a inundarse el sistema de capital tal como lo ha hecho sin ir más lejos la FED en EEUU y que les ha salido o les está saliendo bastante bien; vamos a levantar cabeza.

Pero claro, las  preguntas son  ¿cuántos vamos a perecer en el camino? ¿qué nos pedirán a cambio de salvarnos? ¿nos saldrá a cuenta el precio? ¿Cuál será el nuevo marco que tenemos que respetar? ¿en que consistirá el new-deal que nos harán firmar? ¿morirá  el  estado del bienestar? ¿tendremos que pagar por todo porque lo público será todo lo vinculado a la beneficencia como en EEUU? ; con la mano en el corazón como sigamos perdiendo derechos a la velocidad con que los perdemos miedo me da que nos recuperemos.

Por eso el título de este artículo a nadie le extrañe cuando en unos años salgamos a flote que la nueva situación socio-económica del país sea peor que la actual, es decir que nos hayan curado de la gangrena pero a cambio no nos hayan dejado ningún pie para caminar y tengamos que arrastrarnos para movernos.

Antonio A. García Rivero.

 

 

Los comentarios están cerrados.