¡¡ España puede ser la meca del cine !!

Al menos en decorados para películas de tipo zombies y postapocalípticas; escombros por todas partes, farolas medio arrancadas, lunas de coches reventadas, tuberías al aire, sofás reventados y un silencio absoluto sobre la colina, roto solamente por el crujir de los cascotes bajo los pies, con toneladas de ladrillo, cemento, madera y restos de hormigón… El único ser vivo que aparecerá en toda la jornada puede ser un conejo u otro animal silvestre que se revuelva entre la maleza y se esconda veloz al pie de una pared desvencijada cualquiera.

Este lugar siniestro que les describo existe y debería ser hoy el alegre hogar de 1600 familias. Una urbanización acomodada, llena de dúplex, amplios apartamentos, parques y piscina a 15km. de Burgos capital, un sueño para la nueva clase media… y sin embargo ha terminado convertida en uno de los mayores símbolos de la desmesura del ladrillo en España. Un monstruo que ocupa la mitad de su municipio, Buniel, y cuya inquietante silueta tienen que ver día sí y día también los 500 vecinos del pueblo, que están hartos del pillaje masivo, de los escombros, de los personajes oscuros que de vez en cuando se dejan caer por el lugar. Han pasado ya nueve años del estallido de la burbuja inmobiliaria y la gran pregunta en Buniel y en otros tantos pueblos a los que un día les prometieron un futuro de esplendor al calor del ladrillo es: ¿qué va a pasar con las promociones fantasma? … no se preocupen, igual en unos años podrán decir “el kuko de bolsacanaria nos dio una buena idea y ahora somos el nuevo Hollywood europeo, igual que fue Almería en la década de los 60

http://www.elconfidencial.com/vivienda/2017-02-20/promociones-urbanizaciones-fantasma-se-pudren_1331763/

Los comentarios están cerrados.