Hablando de Europa económica, política y financieramente

No bajamos, no subimos, no corregimos, no consolidamos. Los tableros de los índices de la eurozona están rotando sobre un eje horizontaloide mientras en Wall Street para mayor escarnio y en una magna ceremonia de la confusión bursátil hacen nuevos techos  históricos todos los meses, semanas e incluso días.

A Europa ya muy descaradamente los inversores y gestores institucionales la han dejado de la mano, la falta de visibilidad política enturbia el panorama macro, por la vía de la economía real tenemos a Alemania con un superavit en 2016 de impresión, Merkel irá a las elecciones con sus deberes hechos, pero claro, Obama también los tenía bien hechos y quien ocupa la Casa Blanca es un republicano y no un demócrata. Así que dejar en excelente estado la economía real y financiera de una nación no le garantiza al Gobierno de la misma la permanencia en el ejecutivo.

Si el centro de Europa y el Norte rico quieren seguir los pasos del Reino Unido, escindirse de la Unión porque aportan más de lo que reciben le van a encargar electoralmente a la ultraderecha que tome las riendas del poder y proceda a la secesión para luego tener la autonomía suficiente para establecer los tratados bilaterales que mejor convengan, ahí tienen el ejemplo Cameron/ May o de Trump, me salgo de la partida y luego juego con quien deseo en las condiciones o reglas que mejor convengan para las partes, solo dos partes..

Espero estar totalmente equivocado porque como no lo esté a finales en otoño las placas tectónicas de los estados miembros se habrán separado tanto que el continente parecerá un archipiélago físico o un reino de taifas político.

Odio mezclar Bolsa con Economía con Política porque es meterle ruido distractor al inversor y especulador, pero es que hay veces que en la realidad financiera convergen los tres y el ruido es inevitable. El efecto positivo Trump y en no negativo para el mercado británico del Brexit está abriendo los ojos a los ciudadanos de la Europa rica   y aumentando la razón a los partidos extremofilos de que romper Europa es acabar con el sueño de una noche de verano, muy a las claras estamos viendo que Europa no funciona y lo que funciona es porque el BCE está detrás poniendo dinero.

Las cosas aunque ni usted ni servidor lo entendamos del todo bien  están bastantes claras por la parte financiera, los índices referenciales de cada una de las RV regionales no son más que el reflejo en un espejo de cómo se vienen haciendo las cosas, desgraciadamente para Europa, EEUU nos ha dejado en evidencia, Europa no funciona, está mal gestionada, el político europeo responde a intereses nacionales no al bien común supranacional no hay más que ver las reuniones puntuales que hacen los jefes de estado y las periódicas del ecofin malamente alguna llega a algún acuerdo ad-hoc para solucionar o  mejor dicho poner el parche de rigor un problema acuciante.

Como diría Cárdenas ¿ Casualidad? vean estos dos gráficos que son realmente para estampárselos en la cara a los gestores económicos y políticos de la UE que por cierto nos cuestan una fortuna, para este viaje, lamento decirlo porque de corazón creo lo contrario, pocas alforjas basta,  pero la razón me dicta que es casi mejor que Europa se rompa que seguir con esta farsa en el tiempo porque no nos ponemos de acuerdo ni para hacer una “o” “con un canuto” y así no se va ninguna parte sino como las gallinas cuando se ponen nerviosas, dar vueltas sobre si misma exáctamente igual que lo hacen los precios de nuestras plazas europeas.

Este año lamentablemente y reitero ojalá los resultados me ridiculicen incluso Francia y Alemania podrían firmar el acta de defunción de la Unión Europea y en los próximos años asistamos a la desmembración y lo que nos una a la Eurozona sean acuerdos entre países y no la carta magna de una Constitución, Europa ha tenido que haber conseguido muchos más logros que los habidos hasta el momento, aparte de mal vamos muy retrasados en todo pero en todo lo importante para mayor exasperación.

Este último cuadro de un gestor institucional de máxima relevancia como Schroders Economic Group es absolutamente contundente  en cuanto a la valoración del impacto de mercado y el temor a que la visibilidad política pase de escasa a ninguna. El capital con esta espada de Damocles no va a entrar por pura definición, el dinero es cobarde por naturaleza. Si reconozco haber comentado que Europa debía ser el producto estrella financiero este año, y ya sinceramente me estoy viniendo abajo con tal sentimiento teníamos que haber aprovechado el primer trimestre para engordar por si luego cambiaba el contexto y cómo estáis viendo día si y día también nos negamos a subir ni siquiera tirando de nosotros con una cuerda Wall Street.

Los comentarios están cerrados.