Dogi vuelve a perder la estabilidad y sufre ataques de volatilidad

Tras la caída de finales del año pasado que la dejó temblando parecía que al menos iba haciendo máximos y  mínimos ascendentes aunque con fuertes correcciones no aptas para todos los públicos, pero este martes  rompió la cadencia alcista volviendo a las andadas con un 28.5% de corrección desde su último máximo muy probablemente por el efecto Abengoa.

Esto vuelve a poner en entredicho la fiabilidad del valor para cualquier tipo de cartera convirtiéndose ipso falcto en valor para trading y avezados especuladores del entrar y salir lo más rápido posible. Y más ahora que vuelve la volatilidad.

Ahora es el típico valor de poner stop en el último mínimo y juntar las palmas de las manos y apretar el esfinter para desde que nos de algo salir corriendo y si no nos lo da también, si ese es su juego adelante, valor apuesta donde los haya , no voy a decir no entrar en él porque luego claro, se pega su típico subidón y lo deja a uno en ridículo.

Además tal como están evolucionando los índices el personal va a migrar a la alta capitalización otra vez y este tipo de valores puede volver a pagarlo caro. Parece olvidarse la gente que ha subido un 250% en un semestre y hasta un 380% en los cuatro meses últimos del año.

Dogi vuelve a perder la estabilidad y sufre ataques de volatilidad

Advertisements

Los comentarios están cerrados.