El camino más directo al suicidio financiero en Cataluña

El independentismo está perdiendo los papeles con estas cosas , con el dinero no se juega y si la ciudadanía sigue este tipo de consignas lo único que hará es acelerar el camino hacia la ruina de los catalanes y Cataluña, una medida de presión de este tipo tendría tan alto costo para la credibilidad de los políticos catalanistas que no vendería una escoba ni en España ni en Europa, sería aislada por completo y desde todos los frentes.

Cataluña no olvide nadie que no es autosuficiente para poder con sus recursos propios sostenerse a si misma, es como salvando las distancias como Japón, el país nipón es netamente exportador vive por y para el exterior y el consumo interno se reduce a lo más ordinario del común vivir de una persona, todo lo demás se diseña fábrica y vende para el exterior. ¿ Qué sería de Japón si pierde el mercado americano y europeo? ¿a quien vendería? pues tres cuartos de lo mismo para Cataluña con España y Europa.

Desde luego este tipo de acciones que se pretenda haga el pueblo como medida de presión para lograr los objetivos soberanistas traerá consigo miseria social y aislamiento internacional, es la línea recta más directa para ir a la ruina económica y con ella todo caerá detrás. De verdad muy infantil esperaba más y mejor de un pueblo culto y avanzado como el catalán, lamentándolo mucho es de catetos obedecer este tipo de estrategias. Si alguien me pide eso a mi desde luego me doy media vuelta y me voy a mi casa.

El colmo de la risa ya sería que los depósitos retirados ingresarlo en entidades extranjeras o internacionales. Ahora si van a asustar de verdad a los poderes fácticos, esto para las multinacionales y grandes fábricas como la SEAT es como una nube tóxica hay que salir escopeteados del territorio catalán, si a la inseguridad política se le une la financiera los mismos catalanes correrán a “barretinazos”  a los independentistas.

Pinchen sobre la captura para leer la noticia de su fuente original

Los comentarios están cerrados.