Una clase de ciencia política de Josep Tarradellas

Me ha sorprendido gratamente esta carta a la Vanguardia en  abril 1981 del él si  Honorable President de la Generalitat de Catalunya, hay que ver ,contrastar y constatar la talla política de este señor con su antecesor Companys y con su sucesor  Jordi Pujol y el sucesor de este Artur Mas, no contemplo aquel tripartido de Maragall ( y luego Montilla) con Rovira  y Saura en el Tinell porque fue el castigo de los catalanes a lo mal que lo estaba haciendo la CiU del peor Pujol, si alguna vez fue bueno para Cataluña claro.

Eso es algo que deben valorar los catalanes, en España le tuvimos que pagar su voto para mantener al último González y al último Aznar cuando no gozaron de mayorías absolutas. Era más rentable para él y los suyos los dineros de obras de Fomento que solicitar un referendum democrático y con vinculación al menos a un estado libre asociado, o estado federado … porque claro a una República no porque la Constitución de entonces es la misma que la de ahora y eso no se hubiese permitido.

Una carta de un visionario que comprendió su contexto y señaló los errores presentes y futuros. Dando luz a muchas claves para llegar a un logro final sin tener que luchar ni confrontarse con el resto del territorio nacional porque entre otras razones Cataluña lo necesita para todo. Desde fuera se puede observar que la vía escogida por el independentismo catalán es claramente la de  LLuis Companys, la de Tarradellas no porque es la vía lenta y al parecer ahora es primordial, vital y esencial ser una república independiente a la mayor brevedad posible.

Vamos a ver en que acaba esta semana porque puede ser otra “semana trágica” en la historia de España podemos acabar como el rosario de la aurora para los catalanes  con el 155 por parte del estado español y con la DUI por parte de su gobierno  autónomo. Y entonces si , el lunes nos da para el pelo a todos y por todas partes. Puigdemont (en representación de todo el independentismo claro) sigue siendo quien puso la bomba y él solo sabe la clave, el art. 155 no es más que el Tedax y el Tedax cuando no puede evitar que una bomba estalle tratará de que al menos haga el menor daño posible.

Si en este fin de semana se desarrolla el peor escenario posible que sería aplicación del art. 155 con previa declaración de la DUI y dictados de auto de prisión por la fiscalía general del Estado sea solo a Puigdemont como los representantes políticos se nos va a caer el pelo el lunes, nos van a dar por todas partes desde el recto al cielo del paladar.

Los comentarios están cerrados.