De la guerra comercial muerte al bonito canto chino de la nieta de Trump

No tiene menos vergüenza porque es imposible hace un año iba a luchar contra el imperio chino a brazo partido para imponer la supremacía estadounidense en el mundo sin que nadie le tosiera ni en lo económico, ni en lo militar, había que verlo ayer agasajado como un rey por el politburó chino en la ciudad prohibida con todo tipo de lujos. Toda una exhibición de capitalismo de estado el de Xi Jinping solo faltó Putin, Maduro, y los presidentes de corea del sur y Japón para bailar una conga con sus respectivas mujeres.

Eso si. el rubio del tupé se trajo para EEUU negocios por un cuarto de billón de dólares que mandando a tomar viento al tratado de Paris para el  cambio climático y con todo el petróleo que sobra en el mundo le permite a las emporios estatales del petróleo chino sacar crudo de Alaska, a cambio y bajo la mesa pues eso, patente de corso con Corea del Norte por si se pone otra vez tontorrón su dictador los chinos miren para otro lado unos días y no se opongan a un ataque preventivo.

Vamos que EEUU y China de la mano con Rusia sin dar la lata creemos que se van a mantener bien saneadas las balanzas comerciales entre las grandes potencias del mundo, pero claro, Trump es bipolar hoy es tu mejor amigo y te ríe tus peores chistes y mañana se mosquea y te manda dos tuiters que te deja seco.

Curiosamente ayer algún dueño de empresa chino brindó con champagne también por las buenas relaciones chino-estadounidenses, no se se extrañe nadie que en otro momento se vea a Trump en una cumbre en Acapulco vestido de mariachi hasta las trancas bailando con la señora del presidente de mexicano porque Melania Trump no lo toca ni con un palo.

Curiosamente ayer al cierre en un día rojo de bolsa dos empresas Chinas brillaron en el Nasdaq:

Los comentarios están cerrados.