Las FINTECHS están siendo fuertemente reguladas dado su tamaño

La palabra fintech define a aquellos servicios financieros que se sirven de la tecnología para facilitarle la vida al cliente. Hablamos de créditos online, cambio de divisas a través de la red, pagos online, banca digital, etc. En definitiva, a aquellos productos o servicios que ponen en común la tecnología y el dinero.

Las empresas fintech han demostrado que existe otra forma de gestionar el dinero de los clientes, una forma más veloz, cómoda y transparente. Ofrecen soluciones más rápidas, con menos recursos y empleando menos dinero. Esta revolución ha entrado con fuerza en nuestro país y, a pesar de que estamos bastante lejos de las manejar las cifras de negocio que mueven las startups financieras y tecnológicas de otros estados, la inversión y el crecimiento en este sector va rápidamente en aumento.

Para sirven  o se usan:

Pagos y transacciones, Plataformas de consultaría y comercialización para inversiones, Nuevos planteamientos de financiación y concesión de créditos.

Fuente: monedo.es

Qué está sucediendo pues que el ecosistema se ha extendido tanto que deber ser controlado y regulado eficientemente para que no se tenga lugar un industria del dinero intrusa dentro del imperio omnimodo del sistema financiero tradicional fiscalizado por las autoridades económico-políticas.

Quienes será los reguladores de esta industria esta tabla os lo indica:

¿Por qué es necesario?

Estos son algunos de los puntos clave del informe:

El sistema regulatorio de EE. UU. Involucra a muchos actores diferentes a nivel federal, así como un regulador para cada estado. Esta complejidad no solo hace que el entorno regulatorio de EE. UU. Sea más difícil para las fintechs para navegar, sino que es una barrera importante para el desarrollo de una política de fintech coherente.

El panorama regulatorio de los EE. UU. Significa que se está quedando rezagado respecto de otras regiones importantes de Fintech, como el Reino Unido y la UE, en ciertos segmentos. Estas regiones ya han establecido políticas regulatorias de fintech.

Las fintech estadounidenses están usando una serie de modelos para lograr el cumplimiento, pero ninguna es ideal. Como resultado, a muchos les resulta difícil alcanzar la escala necesaria para el éxito.

Algunos reguladores estadounidenses se han dado cuenta de la necesidad de actuar en relación con la regulación fintech y están lanzando iniciativas con el objetivo de facilitar el cumplimiento. Dicho esto, una política reguladora de fintech coherente para EE. UU. Aún está muy lejos.

En su totalidad, el informe:

Examina el panorama regulatorio actual en los Estados Unidos.
Explica cómo está afectando negativamente a la industria fintech.
Describe las iniciativas actualmente en juego de las principales agencias reguladoras.
Considera el futuro de la regulación fintech estadounidense y su impacto potencial en el sector fintech.

FUENTE: BUSINESS INSIDER

La Administración estasodounidense no trata de derribar o aniquilar la competencia al sistema bancario actual pero lo que empezó como pequeñas startups de una actividad mercantil muy precisa y nicho concreto han medrado y tienen mayores intenciones, han hecho un efecto llamada y como veis el ecosistema crece y crece y está llegando a un punto que las grandes distribuidoras quieren tener la suya propia y claro necesita una regulación sectorial en condiciones y leyes a las que atenerse.

Esto mismo pasará en su momento con las criptomonedas su ecosistema será tan grande que la Ley deberá entrar a saco a regularlo y fiscalizarlo todo. Que pueda o no pueda ya eso será harina de otro costal pero que lo hará seguro o las prohibirá todo occidente.

 

Los comentarios están cerrados.