El Banco de España no es tan inocente como se auto-retrata en el caso del Popular

Esta es la  noticia

Un documento interno refleja la necesidad que tenía la entidad de recibir ayuda por su preocupante falta de liquidez. Emilio Saracho, el presidente del banco en el momento del hundimiento, se dirigió al Banco de España a finales del mes de marzo con la idea de acabar pidiendo la ayuda de emergencia del BCE, la denominada ELA. Pero esa ayuda llegó demasiado tarde, en la primera semana de junio y de manera insuficiente. El día 7 de ese mismo mes cayó la sentencia de muerte sobre el Popular en forma de venta por un euro al Santander. INVERTIA.COM

¿Que sucedía por aquel entonces?

20.06.2017: El supervisor europeo asegura que el Banco Popular ya estaba “enfermo” y el Banco de España lo niega. ELMUNDO.ES

Entonces o el documento interno del Popular o es falso o mintió el Banco de España al supervisor europeo porque ya conocía la angustiosa situación financiera del Popular desde marzo  y no puso en conocimiento del sistema financiero tal contingencia, eso habría hundido al valor pero habría dejado salir a sus inversores. En este asunto me parece que las autoridades económicas de este país se han lavado las manos en vinagre como Pilatos y estas han de responder en instancias judiciales a petición de la acusación particular articulada en las distintas plataformas.

Los organismos públicos del tamaño del supervisor y regulador de nuestro sistema financiero-bursátil cuestan mucho dinero como para que permitan estas presuntas deficiencias en la gestión. Amen del costo que supone a las empresas cotizadas cumplir con la legalidad vigente para que estos organismos públicos se les facilite su tarea controladora y fiscalizadora. Amen también de la responsabilidad que pudiese tener la empresa o empresas auditorias del Popular.

Esto es amigos como cuando ocurre un accidente de aviación, nunca se estrella por algo sino por una serie de hechos concatenados unos con otros los que procuran el desastre, aunque claro, el fallo humano sea el recurso más fácil y socorrido para el propietario y constructor del avión. Es más incluso inspectores del BdE no vieron  motivos incluso para intervenir el Banco Popular

Esta casa cree que lo más justo es lo que comentamos desde un principio, la compensación a los accionistas y bonistas con 1 acción del Santander por las acciones del popular que correspondan al precio de cierre de la sesión anterior a la cotización o a la media de los últimos meses. Tal como se hizo la liquidación de la entidad fue favorecer a unos pocos a costa de unos muchos a cambio del miedo que podría provocar el corralito que se le practicaría a los clientes de la entidad. El BdE y BCE habrían tienen el poder necesario para evitar que esto hubiese sucedido porque literalmente el dinero no se iba a ir del sistema financiero ni español ni europeo. Por lo tanto con simplemente decir los supervisores europeos que avalan la liquidez del Popular no habría habido ningún problema con la clientela. Creemos que se hizo un experimento financiero con el Popular que simplemente salió mal. No se puede echar cal viva sobre los inversores y decir que lo que se hizo se hizo porque se tenía que hacer.

Como en otros casos de delito financiero flagrante será los tribunales de justicia quienes hagan el trabajo que el resto de la cadena o no hizo o hizo mal.

Advertisements

Los comentarios están cerrados.