¿Está la globalización financiera muerta?

Una década después de que comenzara la crisis financiera mundial, el panorama de las finanzas globales se ve muy alterado. Los flujos de capital transfronterizos brutos (inversión extranjera directa, compras de bonos y acciones y préstamos y otras inversiones) han disminuido sustancialmente desde la era anterior a la crisis y, en relación con el PIB mundial, han vuelto al nivel de finales de los años noventa (ver Gráfico 1 ) Si bien todos los tipos de flujos de capital se han reducido, los préstamos transfronterizos representan más de la mitad de la disminución general. Este fenómeno refleja una retirada amplia de los negocios en el extranjero y un alejamiento del financiamiento mayorista transfronterizo por los principales bancos europeos y algunos bancos estadounidenses.

¿Esto significa que la globalización financiera se ha tambaleado a la inversa? Nuestra  nueva investigación   encuentra que la respuesta es no. El sistema financiero global permanece profundamente interconectado cuando se mide por el stock de activos y pasivos de inversión extranjera. Lo que está emergiendo de los escombros parece ser una versión más sensible al riesgo, racional y potencialmente más estable y resistente de la integración financiera global, un resultado finalmente beneficioso.

fuente

Advertisements

Los comentarios están cerrados.